Artículo Por Redacción Tecnología Dic 15, 2015

3 grandes tendencias que impulsarán la realidad virtual entre las marcas en 2016

La realidad virtual será una herramienta muy efectiva a la hora de hacer marketing

La realidad virtual es uno de esos elementos que parecen sacados de una película de ciencia ficción y que las marcas acogen con ciertas reservas, al menos hasta que no esté claro que se podrá hacer algo con ello o que de ahí está saliendo algo realmente interesante. Al fin y al cabo, aún queda muchísimo por hacer (o esa es la impresión que da desde fuera) y aún quedan muchas herramientas por presentar para que la realidad virtual se convierta en mainstream.

Sin embargo, la realidad virtual podría estar más a la vuelta de la esquina de lo que pensamos. En el último hypecicle de Gartner, la realidad virtual salió de la lista de cosas que están despertando expectativas muchas veces infladas (ese apartado que casi parece el de los "soñadores") para entrar en el de las cosas tangibles que van a conseguir resultados en el futuro inmediato.

Gartner no es la única firma de análisis que lo ha visto y la realidad virtual se ha convertido en una constante en las previsiones de cosas a las que habrá que prestar atención durante el año próximo. Los analistas han incluido también de forma generalizada a la realidad virtual en las previsiones de lo que importará en 2016, ya que los grandes lanzamientos esperados de algunos de los grandes jugadores de este mercado harán que el terreno de la realidad virtual mueva bastante atención y genere bastantes productos y novedades como para que 2016 pueda ser su gran año.

De hecho, en un reciente análisis de Mintel, se señala que la explosión de la realidad virtual no solo será en 2016 sino que no habrá que esperar mucho para verla. Según sus estimaciones, la gran explosión de la realidad virtual se realizará durante el primer trimestre de 2016 (esto es, entre enero y marzo), cuando las marcas presenten una avalancha de novedades en este terreno y cuando por ello se consiga despertar un elevado interés en la materia.

En los últimos meses, la realidad virtual ha centrado análisis y previsiones. Muchos son los analistas que están convencidos de que en el futuro será un elemento determinante para las empresas tanto a la hora de crear productos como a la hora de emplearla para comunicar mensajes. La realidad virtual será una herramienta muy efectiva a la hora de hacer marketing y una que, además, ha pasado de ser simplemente una cuestión que creaba promesas con mucho potencial a entrar ya en el terreno de la realidad. El interés que ha ido cosechando a lo largo de 2015 se convertirá ahora en algo factible y tangible.

Y a esto se suman las previsiones económicas que señalan que la realidad virtual crecerá, y mucho, en el futuro inmediato.

Así lo demuestra un estudio de TrendForce sobre el mercado de la realidad virtual. Según sus previsiones, la realidad virtual alcanzará una facturación mundial de 6.700 millones de dólares. Esta cifra es bastante significativa, pero es también una llave para comprender lo que se puede - y se debe - esperar del mercado de la realidad virtual en el futuro inmediato. 2016 será el año del pistoletazo de salida y en los próximos cinco años el mercado vivirá un gran boom en este terreno.

De hecho, las previsiones para 2020 son de que el mercado de la realidad virtual mueva 70.000 millones de dólares, lo que demuestra el ritmo acelerado al que crecerá en el futuro próximo y lo mucho que importará en los próximos cinco años. La realidad virtual será una de las grandes oportunidades durante el próximo lustro.

¿Qué es lo que hará que la realidad virtual crezca y consiga más y más atención por parte de las marcas?

El secreto de su éxito futuro estará, señalan desde el estudio, en las redes sociales. Las redes sociales serán las que hagan que los consumidores se interesen más y más por estos servicios y estos contenidos.

Por una parte, las redes sociales serán las que creen una masa de usuarios para estos contenidos y las que lograrán que la realidad virtual tenga unos consumidores esperando al otro lado. Por otra parte, las redes sociales tendrán un efecto llamada que hará que unos consumidores tiren por otros.

Por ello, las tecnologías de realidad virtual estarán muy ligadas a lo social e incentivarán de forma notable el compartir contenidos e información. No hay que olvidar, además, que uno de los grandes jugadores en el mundo de la realidad virtual es Facebook, con su Oculus Rift, de la que se espera que presente novedades en 2016.

Una nueva manera de acceder a información y contenidos

Quizás esta sea una gran oportunidad para la televisión, que está viendo como sus espectadores están huyendo hacia internet. La realidad virtual modificará de forma notable cómo se accede a los contenidos, como señalan en el primero de los puntos del análisis de Mintel. Según sus estimaciones, la realidad virtual puede eliminar de un plumazo los problemas que tienen los consumidores a la hora de acceder a los grandes espectáculos, como pueden ser conciertos o festivales, sin deshacerse de sus grandes beneficios. Así, las grandes aglomeraciones o las elevadas tarifas desaparecen mientras que la experiencia sigue estando ahí, ahora accesible desde el salón de la casa.

No es completamente ciencia ficción y no es tan difícil que llegue en 2016 a los consumidores: la BBC ya está empleando estas herramientas para crear experiencias inmersivas. Hizo un piloto con el popular programa Strictly Come Dancing, el equivalente a Mira quién baila.

Probar los productos antes de comprarlos entrará en una nueva dimensión

No solo los contenidos se beneficiarán de la realidad virtual sino también las marcas y sus productos, en una de las aplicaciones que las empresas vieron primero y con mejores ojos. Los consumidores podrán probar los productos de una forma completamente inmersiva y realista sin que importe lo difícil que es acceder a ese producto (el ejemplo que ponen es el de un concesionario de coches, que no tiene la capacidad real para tener todos los coches que podría vender) o el tipo de vendedor que lo distribuye (poco importa que se venda a través de comercio electrónico, la realidad virtual permite crear una experiencia tangible para conocer el producto). La realidad virtual permitirá además hacerlo en cualquier lugar y reforzará la confianza en la marca y en el producto.

Reinventar productos y servicios ya existentes

La realidad virtual se empleará también de forma notable para reconvertir productos y servicios, dándoles un aire nuevo y haciendo que recuperen nuevamente su atractivo. La realidad virtual, señalan desde Mintel, le dará nuevos ángulos y permitirá nuevas posibilidades creativas, lo que hará que aquellos productos que parecían agotados o que semejaba que habían llegado a su límite o su tope tengan una nueva existencia. Uno de los terrenos en los que prevén cambios es en la música: los vídeos musicales podrán cambiar poderosamente gracias a la realidad virtual y hacerlo de un modo que se conviertan en una nueva fuente de ingresos para esa industria.

Recomendados
Patrocinados