PuroMarketing

Detrás de los clics que se hacen en las recomendaciones que Amazon sirve hay inteligencia artificial. Es esta herramienta la que analiza qué están haciendo los consumidores y qué hay que extraer de toda esa montaña de datos. No es el único gigante al que le van bien las cosas que ha usado o está usando IA o elementos muy relacionados. Netflix ha logrado evitar perder 1.000 millones de dólares en ingresos en 2017 empleando el machine learning para lograr ser más eficiente a la hora de establecer recomendaciones de contenidos para sus consumidores.

La inteligencia artificial está cada vez en más lugares y se emplea para cada vez más cosas. Las empresas la usan como potencial solución a sus problemas y como herramienta para mejorar su posición en el mercado.

Y su potencial puede llegar a muchos más terrenos y a muchas más áreas, como es el caso del marketing de contenidos. La inteligencia artificial puede cambiar muchas cosas en este terreno, como apuntan en un análisis de ChiefMarketer. ¿Cómo lo harán y qué cambiarán? De su análisis de pueden sacar unas cuantas conclusiones.

Personalización

La inteligencia artificial podría tener un impacto muy elevado en la personalización logrando cubrir aquellas cosas que a los marketeros hoy en día les están costando. Como recuerdan en el análisis, a bastantes marketeros les resulta muy complicado realizar la personalización de sus contenidos y hacerlo bien.

Un 40% de hecho reconocía (datos de Forrester) que se atascan con la personalización de contenidos. Sin embargo, los consumidores quieren esos contenidos personalizados y a las marcas no les queda más remedio que trabajar en ese terreno. La inteligencia artificial podría simplificar las cosas, siendo capaz de analizar al consumidor y de escoger el contenido que mejor encaja con él.

SEO

Aunque durante años se hicieron predicciones sobre la inminente muerte del SEO, lo cierto es que el posicionamiento web no solo no ha muerto sino que además tiene una vida de lo más sólida. Las marcas y las empresas siguen necesitándolo, haciéndolo todavía más en el mundo de los contenidos. Para que los contenidos lleguen a sus audiencias, hay que posicionarlos bien.

La inteligencia artificial podría ser muy útil también en este terreno porque, como recuerdan en el análisis, podría ser capaz de peinar los cambios en los algoritmos de los buscadores (dígase Google) y establecer qué es lo que realmente funciona e importa y qué es lo que las marcas tienen que hacer. Teniendo en cuenta que los ajustes son recurrentes y que Google no cuenta qué va a hacer o qué ha hecho, esta puede ser una valiosa ayuda.

Creación de contenido

La inteligencia artificial no solo ayudará a posicionar mejor el contenido, sino que también podría llegar a crearlo. A medida que se vuelve más sofisticada y a medida que va dominando cada vez más el lenguaje natural, también empieza a posicionarse cada vez más como una potencial creadora de contenidos que resulten atractivos y que el consumidor no vea como generados por una máquina. Gartner predecía que el 20% de los contenidos de negocios serían creados por máquinas en 2018.

Análisis de datos

Por supuesto, la inteligencia artificial también se centrará en aquellos terrenos que consumen tiempo y esfuerzo y en los que pueden hacer las cosas más rápido y de forma más efectiva. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el análisis de datos.

Esto se ha convertido en algo crucial para conocer a los consumidores (y en marketing de contenidos para saber qué contenidos quieren recibir y cuáles les interesan), pero también en algo más complejo cada día porque cada vez se generan más y más datos y hay más y más información. La inteligencia artificial se encargará de ese filtrado y de desarrollar estrategias vinculadas.

Precisión

Además, la inteligencia artificial no solo permitirá extraer conclusiones y diseñar estrategias sino que lo hará de un modo mucho más preciso y más exacto.