Estudiante de Marketing por la URJC
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El crecimiento de Snapchat en el último año ha sido notorio, ha superado los 200 millones de usuarios activos. Este incremento, viene dado por haber mejorado su software de filtros de realidad aumentada, por lo que proporciona una mejor calidad en su modificación facial, dando un mayor realismo, variedad de caracterizaciones... Un movimiento que busca el volver a atraer a ese público que Instagram se había llevado al lanzar las historias.

Instagram, trajo las historias y con ellas los filtros de realidad aumentada, ambas funcionalidades nuevas junto a la función de las publicaciones ya existentes, hizo que esta, atrajese a la mayoría de usuarios de Snapchat, la cual, no desapareció, pero tuvo que resurgir de entre las cenizas poco a poco, con mejoras en su aplicación, tanto en software como en valor añadido.

No obstante, pese a ese crecimiento, tiene que estar atenta con la competencia, Faceapp que ha dado un boom fuerte entre los amantes de la caracterización de la cara, alcanzando un pico de 29.5 millones de descargas en lo que llevamos de 2019 , y puede hacer peligrar a medio plazo su posición como retadora. Esta empresa, apuesta con un potente software que puede atraer a muchas personas que buscan mayor realismo.

Faceapp ha provocado grandes controversias respecto a la privacidad, noticia que, lejos de provocar rechazo, ha dado más publicidad a la empresa y ha seguido alimentando el boom de descargas. Famosos de todo el mundo se la han descargado para probar el famoso filtro que te envejece.

El problema de ambas empresas puede ser el mismo, la retención de clientes, ya que si no retienes clientes, es "pan para hoy y hambre para mañana". Aunque el modelo de negocio sea distinto entre Snapchat y FaceApp, ambas son competidoras directas al ofrecer un software de filtros de calidad aumentada, que a la vez compiten con Instagram. Para Snapchat, concretamente, le supone un gran problema el que no se publiquen las fotografías que se realizan sus usuarios en las historias y sean compartidas en otras redes sociales. Esto no pasaría con FaceApp, ya que se enfoca más como un software de filtros que como una red social, por lo tanto, la retención de cliente se enfocaría en este caso, hacia el uso de su software de forma continuada y no emigrase el usuario a otros softwares.

Aquella empresa que consiga un servicio de filtros de realidad aumentada puntero, sumado a un servicio de historias y servicios complementarios dentro de la app, que enamore a los consumidores, será la que en los próximos años se asegure grandes cifras de usuarios.

No hay que olvidar, que actualmente, ambas están muy lejos del gigante de Instagram, con un billón de usuarios activos al mes lo que supone una ventaja muy amplia respecto a las anteriores empresas. De todas formas, ninguna empresa puede dormir tranquila en un mercado tan volátil como es el mercado digital.

Cabe preguntarse lo siguiente: ¿Qué hará Instagram? ¿Mejorará su software para volver a dejar a Snapchat y a nuevos posibles competidores en el baúl de los recuerdos? ¿No le dará mayor importancia al ser la líder y ver su posición lejos de peligrar?

Una ligera mejora de los filtros y sus funcionalidades y trayendo como novedad mejores juegos que su competidor Snapchat podría suponer para esta última una nueva zancadilla en su intento de volver a ser un competidor peligroso. Otra opción es aguantar, manteniendo su servicio con algunas actualizaciones periódicas de filtros, lo cual supongo una menor inversión y un aviso a las demás empresas que está lista para mantener su posición.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo