PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los datos son uno de los elementos clave en el trabajo de las empresas. Los emplean como base para comprender a sus consumidores y para tomar las mejores decisiones posibles en lo que respecta a diseño de producto, estrategia, ventas y, por supuesto, marketing. El valor de los datos es por tanto crucial y las compañías están trabajando para posicionarse del modo más sólido posible en ese terreno. Recopilan información, crean las mejores estrategias posibles de gestión y perfilado de datos y fichan a los profesionales más adecuados para hacer el trabajo de posicionamiento en datos y para sacarles el mayor partido posible.

Esta captación de los profesionales más acertados ha llevado a que, en los últimos años, se hayan incorporado a los diferentes equipos dentro de las empresas, marketing incluido y casi de forma destacada, nuevos trabajadores con backgrounds que casi se podría decir que son de nuevo cuño.

Las empresas han fichado a profesionales de corte tech expertos en gestionar grandes cantidades de información, pero también han incluído en sus equipos nuevos perfiles variados que permiten ajustarse a las necesidades que imponen los datos. Es lo que ocurre con los matemáticos, los estadistas o los analistas que de pronto se han convertido en un fichaje muy buscado, equipo de marketing incluido.

Y, por supuesto, el peso creciente de los datos y el poder del big data a la hora de tomar decisiones y marcar el rumbo de la empresa han llegado también a los puestos de dirección. Las compañías empezaron hace unos años a incluir en sus ejecutivas al Chief Data Officer, un profesional con poder dedicado a la gestión de los datos y a sacarles todo el jugo.

La aparición del Chief Data Officer

El Chief Data Officer fue posicionándose de un modo cada vez más relevante en el organigrama, vinculado no solo al mundo de la tecnología sino también al del marketing. El máximo responsable de datos ha ido ganando ascendente y desplazando incluso a otros directivos dentro del panel de decisiones de las empresas. Algunas compañías llegaron a eliminar ciertos cargos de su plantilla y a posicionar en el vacío que dejaba esa posición en el organigrama al Chief Data Officer.

Las empresas, señalaban no hace mucho tiempo los analistas, tenían que comprender, eso sí, que sus máximos responsables de datos tenían que trabajar en colaboración con otros departamentos si querían resultar efectivos.

Pero, a pesar de ello, las empresas lo necesitan cada vez más. Como recuerdan en un análisis más reciente de Forrester, para que los datos se conviertan en una ventaja competitiva para la empresa se necesita liderazgo y saber qué sacar de ello. Ese tiene que ser el trabajo de este directivo.

Un profesional cada vez más demandado

Por ello, no sorprende que este profesional esté cada vez más presente y que las compañías tengan más claro que lo necesitan. La última Forrester Analytics Global Business Technographics Data And Analytics Survey, que Forrester acaba de presentar, demuestra que ya más de la mitad de las empresas encuestadas cuenta con un profesional con este perfil.

El 58% de las compañías encuestadas tiene un Chief Data Officer, un porcentaje superior al 50% que se rondaba en las anteriores ediciones del estudio. Los datos de Forrester dejan claro además que el fichaje de este tipo de profesionales no es patrimonio únicamente de las compañías de mayor tamaño. El 59% de las grandes empresas tiene un Chief Data Officer, pero el 55% de las pequeñas y medianas analizadas por la consultora también.

Quienes no tienen un Chief Data Officer posiblemente lo tendrán en el futuro cercano. Un 26% de las empresas reconoce que planea incorporarlo, superando ampliamente al 13% que tiene claro que no lo hará. De hecho, algunas compañías ya empiezan a asumir que carecer de un Chief Data Officer es un lastre para el crecimiento. Como el responsable de TI de una empresa de seguros le explicaba a los investigadores de Forrester, uno de los obstáculos que su compañía afrontaba para sacar partido a los datos era, justamente, la ausencia de un Chief Data Officer.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo