PuroMarketing

La noticia supuso un retroceso del valor de las acciones de la compañía en la bolsa de Nueva York

Twitter no atraviesa un buen momento. Y es que a pesar de anunciar distintos cambios estratégicos en los últimos meses, estos parecen no estar aportándole resultados óptimos, al menos en lo que respecta a sus balances económicos. Es lo que se desprende tras echar un vistazo a los ingresos registrados por la compañía en el primer trimestre del año, los cuales están muy por debajo de las expectativas de la compañía y de los analistas.

De hecho, la compañía dueña de la red social del "pájaro azul" redujo además sus previsiones de ventas para el presente año, una contracción motivada por la débil demanda experimentada por parte de los anunciantes de su nueva publicidad de respuesta directa. Ambos anuncios llevaron a una pérdida de valor de las acciones de la compañía en bolsa de casi un 20%.

En concreto, la plataforma de microblogging señaló que sus ingresos para 2015 se perfilarían entre los 2.170 millones y los 2.270 millones de dólares. Una diferencia notable si comparamos las anteriores previsiones de la empresa, que auguraban unos ingresos de entre 2.300 y 2.350 millones de dólares. Del mismo modo, las expectativas de los analistas y expertos económicos se aproximaban a esta segunda cifra, siendo sus cálculos de en torno a los 2.370 millones de dólares.

Esta caída en las previsiones de la compañía también se extienden a los pronósticos del primer trimestre del año. Así, Twitter sostuvo que registraría unos 436 millones de dólares en el primer trimestre, casi el doble a los obtenidos en 2013, cuando ganó 250,5 millones de dólares. Un incremento que también estaba contemplado en las previsiones de los analistas internacionales, que estimaron que la empresa registraría unos ingresos de 456 millones de dólares.

Resbalón publicitario

El motivo esgrimido por la compañía a la hora de argumentar este sonado fracaso es la nueva publicidad puesta en marcha por Twitter, de respuesta directa. La misma busca fomentar acciones directas entre los usuarios, como los clics en hipervínculos que los dirigen hacia el sitio en Internet de un anunciante. Una apuesta que por el momento no ha obtenido las ventas esperadas por esta plataforma social.

Así, Twitter ha informado de que las empresas han limitado su gasto en publicidad y que, por tanto, la tasa de clics en los anuncios ofertados se ha visto reducida drásticamente. No obstante, la empresa está convencida de la mejora de esta estrategia publicitaria en la segunda mitad del año.

Un optimismo que se ve reforzado por los resultados obtenidos en comparativa con los registrados en otros ejercicios, así como en la incidencia de esta red social entre la comunidad de usuarios e internautas. Así, la cantidad de usuarios activos a nivel mundial de la red social de 140 caracteres se vio incrementada en un 18% desde el pasado año, alcanzando los 302 millones de usuarios activos.

Caída en bolsa

Sin embargo, la filtración de la noticia antes del cierre de la Bolsa de Nueva York no generó sino incertidumbre entre los inversores. Estos, a los que el contenido de la misma supuso un auténtico jarro de agua fría, no dudaron en abandonar su confianza hacia Twitter, por lo que las acciones de la compañía cayeron en picado durante la jornada del martes.

Así, la pérdida neta de la compañía se amplió a 162,4 millones de dólares, o 25 centavos de dólar por acción, en el trimestre que terminó el 31 de marzo, frente a 132,4 millones de dólares, o 23 centavos de dólar por título. Por su parte, las acciones de la compañía cerraron con una baja de 18,2 por ciento, a 42,27 dólares, en la bolsa de Nueva York. Tras el cierre de la sesión regular, extendieron sus pérdidas para negociarse en 41,89 dólares. Está por ver qué resultado obtienen en la jornada de hoy.