PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El confinamiento está modificando la forma en que los ciudadanos realizan sus compras. Las restricciones derivadas del Estado de Alarma han incidido por razones obvias en sus hábitos de consumo.

Menos visitas al supermercado y más rápidas

Fue a mediados de marzo cuando se decretó el Estado de Alarma en el país reduciendo el contacto social entre ciudadanos con el objetivo de disminuir o ralentizar los contagios. Entre las principales medidas se limitaba las salidas de los hogares a estrictamente necesidades básicas como ir al supermercado, la farmacia o al banco.

Los españoles están cumpliendo sin duda con estas normas adoptadas y prueba de ello es que el tráfico global a tiendas se ha reducido en un 78%. Más en concreto, en el caso de supermercados e hipermercados se detecta una disminución del 52%.

De la misma forma, se han reducido el número de visitas a tienda, pasando de una media de 6 a 4 salidas mensuales. También el tiempo invertido en los establecimientos ha disminuido hasta los 31 minutos por compra.

El hecho de que gran parte de la población esté realizando teletrabajo ha influido tanto en los días escogidos como en los tramos horarios: los martes y miércoles se convierten en los grandes favoritos, sustituyendo a los lunes, y las compras se concentran en la mañana (de 10 a 13h), mientras que anteriormente se observaba dos claros picos de tráfico a lo largo del día (de 10:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00h).

Prima la cercanía: la distancia media recorrida cae un 37%

Bajo la premisa de reducir al máximo posible el riesgo de contagio, los españoles están siendo responsables en sus compras y el informe realizado por Tiendeo revela un cambio notable en las distancias medias recorridas: las áreas de influencia de supermercados se han reducido un 38% pasando de una media de 5,09km a una media actual de 3,15km.

Este factor incide de lleno en la fidelidad de los consumidores. El comercio de proximidad (supermercados situados en los centros de ciudades) sale beneficiado de la crisis frente al formato hipermercado. En estos momentos tan complicados pierde importancia el retailer en sí, primando la cercanía de los establecimiento. Es por ello que los comercios deben centrar ahora sus esfuerzos en ganarse la fidelidad de los consumidores y hacer cuanto esté en sus manos por mantenerla a posteriori.

La crisis del Covid-19 ha cambiado los hábitos de consumo y seguirá haciéndolo. Tiendeo analizará los cambios en el consumidor durante y después de esta crisis a través de informes sectoriales periódicos.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo