Negocios y Empresas
¿Pueden ser mejores las relaciones entre agencias y marcas? Las pautas que cambiarían las cosas
Al final todo se resume en más transparencia desde ambas partes
Publicado por Redacción

La relación entre marcas y agencias es compleja, por mucho que sea una de las más antiguas es las dinámicas de marketing. Las agencias de marketing y publicidad tienen una larguísima existencia, habiendo acompañado a las marcas en su conquista de los consumidores desde prácticamente el primer momento. En los últimos años, su relación se ha vuelto más complicada, porque la rapidez de internet y otros puntos claves han llevado a no pocas marcas a llevarse a dentro de la compañía lo que hacían fuera.

Pero ¿se pueden mejorar las relaciones entre agencias y marcas y hacerlas mejores? Según un estudio de Aprais (que ha analizado 20 años de relaciones entre agencias y marcas en todo el mundo) que recoge Warc, sí, es posible. La clave está en centrarse en la responsabilidad de cada uno de estos dos partners, para así lograr una relación de trabajo mejor y con mejores resultados. Se lograrán expectativas similares y, sobre todo, se conseguirá cumplirlas.

Lo que deben hacer unos y otros

El estudio concluye que existen ciertos patrones de comportamiento que ayudarían a mejorar las cosas. En el caso de las agencias, para lograr mejor responsabilidad en lo que hacen y mejorar su relación con las marcas, tendrían que trabajar en cinco elementos clave.

El primero es el de aceptar responsabilidad por los errores. Echar balones fuera no tiene sentido y no logra relaciones de calidad con los clientes.

Además, también es importante hacer cambios en cómo se trabajar. Ahí entran los puntos dos a cuatro. Así, deben asegurar que tienen un personal de calidad, con los conocimientos necesarios y expertos; que ofrecer recomendaciones que demuestren que comprenden de verdad a su cliente, así como a sus consumidores; y mostrar la iniciativa suficiente para colaborar con otros si eso es lo que mejorará las cosas para el cliente.

Igualmente, y punto número cinco, la agencia debe demostrar que comprende el universo digital. Poco importa qué haga y en qué trabaje, siempre debe ser capaz de entender los matices y necesidades del mundo digital.

La agencia tiene que hacer un trabajo propio, pero también debe hacerlo el propio cliente. Para que la relación funcione las cosas van en dos direcciones, por lo que el estudio también señala puntos clave de trabajo para ellos. Y, en cierto modo, lo que se le pide a las marcas y empresas es que sean, en resumidas cuentas, claros con lo que quieren.

Así, un punto clave es que los briefs sean claros y completos, pero también que den el tiempo suficiente para llevarlos a cabo. Otro es ser transparente cuando se trabaja con más de una agencia. Igualmente, si es necesario para su trabajo, la agencia debe estar implicada en cuestiones de investigación y de estrategia.

No solo eso. Igual que la agencia debe tener personal adecuado, también lo debe tener la propia marca. Si la agencia se enfrenta a un personal en continua rotación como contacto, las cosas no funcionarán.

Finalmente, las marcas deben gestionar de forma clara qué es y qué no prioritario, al tiempo que sigue estrategias claras cuando se trabaja en grandes proyectos.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!