PuroMarketing

Aun así, no todas las marcas han comprendido todavía su potencial
¿Cuánto dinero moverán este año los eSports en patrocinios? La inversión de las marcas crece

Si hace un par de años alguien hubiese dicho que los deportes electrónicos iban a mover cantidades ingentes de dinero y que se iban a convertir en una pieza al alza en marketing y publicidad, es posible que muchos hubiesen apuntado que eso era casi imposible.

El mercado estaba entonces ya bien surtido por los deportes tradicionales, que tenían una presencia muy elevada y que cubrían las aparentes necesidades de posicionamiento de las marcas. Sin embargo, los eSports han encontrado su hueco y han logrado conectar de forma notable con las audiencias.

El éxito de los deportes electrónicos se explica por múltiples razones. Las audiencias de los eSports crecían y su impacto en la cultura popular también, lo que asentó el primer boom v de los deportes electrónicos. A eso hay que sumar que desde un primer momento llegaron a audiencias clave, como es el caso de los consumidores más jóvenes, y que los deportes tradicionales estaban teniendo problemas para fidelizar.

En un segundo momento, llegó la crisis del coronavirus y el deporte tradicional tuvo que echar el cierre, al menos de forma temporal. Los eSports se convirtieron en el elemento con el que llenar ese hueco. Con esto, los deportes electrónicos llegaron a audiencias mucho más amplias y también lograron que los grandes players del marketing deportivo se los tomasen mucho más en serio.

Ahora, los deportes electrónicos son muy potentes, tienen audiencias muy elevadas y han conseguido que las marcas y las empresas los incorporen más y más a sus estrategias de marketing. Las previsiones para el futuro próximo son, de hecho, muy optimistas.

La última de las cuentas de cuánto dinero moverán los deportes electrónicos este año la ha realizado Warc. Salvo en el grupo que une ventas de tickets y merchandising (que cae por razone casi se podría decir obvias), el resto de las fuentes de ingresos derivadas de los eSports suben. Aquellas que tocan al universo del marketing y de la publicidad lo hacen de forma notable.

Así, este año se espera que los patrocinios de eSports muevan 641 millones de dólares, superando la barrera de los 600 millones y creciendo frente a los poco más de 500 que movían en este ámbito en 2019. El crecimiento frente al año pasado será del 11,6%.

No es el único terreno en el que los ingresos de los eSports crecerán. También lo harán en derechos de medios (llegando a los 192,6 millones de dólares), en cuotas para editores (126,6), en digital (32,3 millones) y en ingresos vinculados al streaming (25,1). Los datos son, en todos los casos, globales. En conjunto, permitirán que los eSports ganen en ingresos derivados más de 1.000 millones de dólares al año por primera vez, como señalan en Warc. Las cifras confirman su elevado potencial y su futuro brillante.

Las marcas y los eSports, todavía complicado

En general, el tirón de los deportes electrónicos y lo que hace que entren en este terreno aquellas marcas que ya lo están haciendo es una combinación de factores. El estudio habla de audiencias que responden, del crecimiento del consumo de estos deportes y del impacto que han tenido las competiciones canceladas o pausadas de los deportes tradicionales. Los electrónicos van cogiendo carrerilla y van subiendo en peso por la suma de todos estos puntos.

Aun así, no todas las marcas están convencidas. La relación es todavía complicada y compleja, como suele serlo, por otra parte, cuando aparece algo nuevo que hay que comprender y estudiar.

Según las cuentas de Warc, un 35% de las marcas asegura que ni el gaming ni los eSports serán un terreno en el que pondrán un gran foco durante este año. La firma de análisis apunta que esto puede convertirse en una pérdida de oportunidades para algunas de ellas.