PuroMarketing

Gracias a las redes sociales, los usuarios tienen acceso a un inagotable flujo de noticias en tiempo real. El ejemplo más paradigmático de esto es Twitter, donde numerosas veces salta la información antes de llegar a los canales tradicionales, pero también son muchos los que se informan de la actualidad en Facebook, Linkedin y hasta Instagram.

Así lo revela una encuesta de Bitkom entre más de 1042 internautas, de la que se hace eco Telecompaper: el 22% de ellos reconoció que seguía las noticias en redes sociales como Facebook, Xing o Twitter, porcentaje que aumentaba hasta el 32% entre los usuarios más jóvenes, de entre 14 y 29 años. Por contra, entre los mayores de 65 la cifra se desplomaba hasta el 2%.

Curiosamente, la plataforma más empleada para informarse es Facebook, probablemente porque es también donde hay una mayor masa de usuarios, y la emplean casi la mitad de los que usan las redes sociales para enterarse de las noticias. Detrás llegaría Xing (31%) y Twitter (30%), así como Youtube, con un 19% de encuestados que veían programas de noticias en la plataforma de vídeos.

También hay quien se informa en Linkedin (18%) y, aunque más minoritarias, en Google+ (10%) e Instagram (7%), una red que a priori parece mucho menos adecuada para seguir noticias de actualidad. Además, el 8% leía noticias recibidas por WhatsApp.

¿Y en qué consiste exactamente consumir noticias en las redes sociales? Para la mayoría (el 54%) simplemente en leer artículos completos en las propias plataformas, así como vídeos (39%). Son bastantes también, sin embargo, los que clican en enlaces externos para ir a las fuentes originales de la noticia (35%); el 17% comparte la información en su propio muro, y el 14% comenta las noticias

Las redes sociales batallan por proveer las noticias

Con este contexto, en el que cada vez más gente (especialmente los jóvenes) se informan vía redes sociales, no es de extrañar que todas las plataformas estén batallando para posicionarse como fuente informativa de cabecera.

Así se pueden entender algunos de los últimos movimientos de Facebook y Twitter: la red de Mark Zuckerberg lanzó este año Instant Articles, con la que trató de posicionarse en el mercado de los contenidos. Se trata de un servicio por el que se puede acceder a los contenidos de determinados medios (con los que Facebook tiene un acuerdo) sin necesidad de salir de la plataforma, lo que mejora los tiempos de carga de las noticias, especialmente desde el móvil.

Twitter contratacó anunciando que, en colaboración con Google, lanzaría su propio servicio para facilitar un acceso instantáneo a las noticias. Para conseguirlo, iniciaron una colaboración con diversos medios y generadores de contenido que permitirán mostrar el contenido de los artículos también sin necesidad de que se cargue el enlace a la página.

Está claro que todos quieren correr en la carrera por la distribución de contenidos, la llave para conseguir llamar la atención de usuario, mantenerlo más tiempo en el site y convertirse asi en un espacio publicitario todavía más atractivo. Y a la vista de la evidencia, van por el buen camino.