PuroMarketing

Amazon se ha ido convirtiendo en el gigante arrollador del comercio electrónico, el gran jugador con peso global que logra mover grandes cantidades de dinero y logra llegar a cada vez más consumidores y compradores. Durante años, se ha estado analizando cómo Amazon estaba cambiando las reglas del juego en comercio electrónico. Ahora, gracias a previsiones y análisis sobre cuándo dinero podrá hacer con ello, se ha empezado también a estudiar el papel que el gigante podría tener en el mercado de la publicidad online.

La última estimación la ha aportado el analista de Jefferies, Brent Thill. Sus previsiones están en que en 2022 solo con los anuncios Amazon ya hará 22.000 millones de dólares. Para contextualizar, Facebook hizo en 2017 39.942 millones de dólares por ingresos publicitarios y los de Google fueron de 109.650 millones de dólares (aquí van sus ingresos totales, aunque la mayor parte de ellos vienen de la publicidad), pero los ingresos anuales de Twitter estuvieron en 2.400 millones de dólares.

Para llegar a estas cifras, el analista prevé que el negocio de publicidad online del gigante del ecommerce crezca a una media de un 43% anual, lo que le permitirá pasar de la cantidad que está haciendo ahora (unos 4.000 millones de dólares) a la estimada para el futuro (los 22.000 millones que prevé el analista).

A Amazon las cuentas de la publicidad le saldrán además especialmente bien porque el analista prevé que el margen de beneficios en los anuncios sea mucho mayor que el que puede conseguir con otros servicios. Además, el potencial futuro para monetizar el servicio tiene muchas más potenciales aplicaciones. ¿Permitirá Amazon que los anunciantes usen sus servicios para otras cosas? Eso es lo que estima el analista como elemento potencial para posicionarse mejor en el mercado publicitario. Esto podría implicar, por ejemplo, que lo que aprenden en la publicidad en la plataforma les sirva para ser más eficientes con sus anuncios en otras áreas.

El potencial de Amazon

Y, de hecho, los datos y la información son el gran elemento que resulta favorable para Amazon en lo que a entrar en el mercado publicitario toca. "Los miles de millones de puntos de contacto con los consumidores y la conversión al final del túnel de ventas de Amazon son un sueño para los anunciantes en segmentación y atribución", señala el analista, como recoge Business Insider.

Desde un primer momento, cuando se analizaba el potencial de Amazon en el mercado publicitario, los datos y la información siempre acababan en medio de la conversación. Lo que Amazon ha hecho muy bien a lo largo de los últimos años y lo que le ha permitido conectar tan bien con sus consumidores ha sido el uso de la información.

Amazon ha conseguido emplear la actividad de sus compradores para conocerlos mucho mejor y para acumular muchos más datos sobre ellos y sobre sus gustos, intereses y hábitos, tanto que a veces se puede hasta llegar a tener la sensación, cuando se recibe un mail de Amazon o una sugerencia de su algoritmo, de que saben lo que quieres antes incluso de que lo sepas.

Y, por otra parte, Amazon no solo tiene muchos datos sobre los consumidores sino que está también muy presente en su día a día. Poco a poco se ha ido integrando en la vida cotidiana de los consumidores y en muchas más fases de sus procesos de consumo. Los internautas ya no solo compran en Amazon, sino que además lo emplean como punto de búsqueda de información de productos de consumo o como baremo para comparar.