PuroMarketing

La "religión del Marketing" se fundamenta en que la fe, la confianza y demostración de fidelidad sobre un producto o servicio son los factores que determinan y convierten a los clientes en "evangelistas" de nuestra propia marca.Los expertos de publicidad y marketing están tomando en cuenta el modo de proceder de los evangelistas religiosos (creyentes entusiastas que recorren el mundo difundiendo la palabra del Señor) con el fin de reavivar sus marcas. La gran mayoría de las grandes empresas son conscientes del poder de este tipo de clientes que transmiten información a través de la experiencia personal por medio del boca a boca u otro tipo de canales de comunicación donde puede manifestarse la opinión positiva como recomendación, llegando de esta manera al conocimiento de otros "receptores" o "futuros clientes".Por esta razón las empresas buscan tener de su lado verdaderos "evangelistas" de sus productos o servicios con los que alcanzar una mayor credibilidad ante públicos mas segmentados y mas abiertos a la recepción de mensajes que provienen de lideres de opinión, no de las marcas directamente.El cliente evangelista es el que vende por tiLos clientes evangelistas sin duda pueden reportar grandes beneficios y sobre todo ayudar a generar mayor notoriedad gracias a que a través de sus acciones, opiniones y recomendaciones se consigue que se hable de nuestra marca, nuestros servicios, productos o empresa.El potencial de los clientes evangelistas reside en su fe. Compran y creen firmemente en los productos de una determinada marca o empresa y los recomiendan de forma apasionada a sus personas y amigos más cercanos, aunque cabría matizar que los clientes fieles son aquellos que compran de forma regular un tipo de producto y no necesariamente por ello deben ser considerados "evangelistas".Los Evangelistas son influenciadores muy importantes y claves en los futuros clientes.