Artículo Marketing Digital

Cómo la recopilación de datos se ha convertido en un negocio millonario en los sectores del Marketing y la Publicidad

Los datos son un recurso valioso que puede utilizarse para mejorar la eficiencia, la productividad y los resultados de las empresas

Por Redacción - 29 Enero 2024

La recopilación de datos está desempeñando un papel crucial en diversas áreas, desde el marketing y la publicidad hasta la investigación y desarrollo o la toma de decisiones estratégicas, hasta el punto de convertirse en un negocio millonario. Según las últimas estimaciones, las previsiones del mercado global de la recopilación de datos proyecta que dicho mercado, alcance los 1.090.000 millones de dólares para el año 2028, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 11,5%.

Este crecimiento exponencial del mercado se atribuye a varios factores, entre ellos, el incremento de la conectividad digital, la creciente relevancia de los datos en la economía digital y las mejoras continuas en las tecnologías de recopilación de datos. Sectores clave, como el marketing, la publicidad, la investigación y desarrollo o la toma de decisiones, son los principales beneficiarios de la utilización efectiva de los datos.

Según datos de McKinsey & Company, las empresas que utilizan los datos para tomar decisiones informadas pueden aumentar sus rendimientos en un 25%.

Los datos son un recurso valioso que puede utilizarse para mejorar la eficiencia, la productividad y los resultados de las empresas.

Las empresas han encontrado en la recopilación de datos una herramienta invaluable para impulsar sus operaciones. Desde la segmentación de clientes hasta la personalización de productos y servicios, los datos permiten a las empresas tomar decisiones informadas, optimizar la eficiencia operativa y obtener una ventaja competitiva. Google y Facebook son ejemplos destacados que utilizan los datos de los usuarios para ofrecer anuncios más relevantes, cobrando así tarifas más elevadas a los anunciantes por sus servicios.

Según un estudio de Gartner, las empresas que recopilan datos de manera efectiva pueden aumentar sus ingresos en un 20%. El mismo estudio también encontró que las empresas que recopilan datos de manera efectiva pueden reducir sus costes en un 15%.

Aquellas empresas que llevan a cabo una recopilación efectiva de datos se encuentran en una posición ventajosa desde el punto de vista competitivo. Un ejemplo ilustrativo es el sector de marketing, donde las empresas pueden aprovechar los datos para dirigir sus campañas publicitarias específicamente a aquellos clientes más propensos a mostrar interés en sus productos o servicios. En el ámbito de la investigación, los datos se convierten en herramientas fundamentales para el desarrollo de nuevos productos o servicios. De manera similar, en la fabricación, las empresas pueden utilizar los datos para optimizar sus procesos productivos.

En un análisis más profundo, dentro del sector AdTech y la Publicidad, la recopilación de datos es una práctica esencial para comprender los hábitos de los usuarios en línea. Las empresas dedican sus esfuerzos a obtener información diversa proveniente de diversas fuentes, como los datos de navegación, que incluyen detalles sobre los sitios visitados, enlaces seleccionados y palabras clave empleadas en búsquedas. Además, se recopilan datos de redes sociales, abarcando la actividad de los usuarios en plataformas específicas, así como datos de dispositivos, que proporcionan información sobre la conexión a Internet, como la dirección IP, navegador y sistema operativo. Estos conjuntos de datos son utilizados por las empresas de AdTech para la creación de perfiles de usuarios, con el fin de personalizar y presentar anuncios más relevantes.

En el ámbito del sector MarTech y el Marketing, la recopilación de datos tiene un enfoque distinto, ya que su objetivo es comprender las necesidades de los clientes. Las empresas de MarTech obtienen datos variados de diversas fuentes, tales como datos de ventas que abarcan transacciones, devoluciones y detalles de clientes. También se recopilan datos de servicio al cliente, que incluyen información sobre consultas, quejas y problemas comunicados por los clientes. Adicionalmente, se recopilan datos a través de encuestas dirigidas a los clientes. Estos datos son utilizados para la creación de perfiles de clientes, permitiendo identificar sus necesidades específicas y orientar así el desarrollo de productos y servicios personalizados, con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente y aumentar las ventas. La recopilación de datos en ambos sectores se presenta como un componente esencial para impulsar la eficacia y la personalización en sus respectivos enfoques comerciales.

Retos y desafíos

A pesar de las enormes oportunidades que presenta, la recopilación de datos no está exenta de desafíos significativos para las marcas y las empresas. La escalabilidad se erige como un reto crucial, ya que la cantidad de datos generados y recopilados crece constantemente, exigiendo inversiones sustanciales en infraestructura y recursos para gestionar eficazmente este volumen.

La integración de datos también se presenta como un desafío, dado que las empresas suelen recopilar datos de diversas fuentes, dificultando su integración para obtener una visión holística del negocio. La calidad de los datos es otra preocupación primordial, ya que la utilidad de los datos depende de su precisión, integridad y actualización constante.

Además de los desafíos técnicos, la recopilación de datos plantea cuestiones éticas y sociales ineludibles. La privacidad de los consumidores es una preocupación clave, instando a las marcas a recopilar solo la información necesaria y eliminar los datos personales cuando ya no sean relevantes. La discriminación y la manipulación son también retos éticos que requieren atención, exigiendo que las empresas utilicen los datos de manera responsable y eviten influir negativamente en los consumidores.

Para superar estos desafíos, las marcas y las empresas deben establecer estrategias de recopilación de datos sólidas, definiendo objetivos, fuentes y tipos de datos de manera clara. La inversión en tecnologías y recursos adecuados, junto con medidas de seguridad robustas, es esencial para proteger los datos de posibles amenazas. La transparencia con los consumidores, obteniendo su consentimiento y explicando cómo se utilizarán los datos, es crucial para construir la confianza y garantizar la ética en la recopilación de datos.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados