PuroMarketing

Alcanzar el engagement en las redes sociales se hace cada día más difícil. La infoxicación hace que nuestro contenido quede camuflado entre las masivas publicaciones, tanto de otras marcas, como de los cada vez más activos usuarios; por no mencionar a aquellas plataformas, como es el caso de Facebook, que intencionadamente ponen barreras a las marcas para conseguir relevancia de forma orgánica.

Por ello, las empresas necesitan optimizar su estrategia de contenido y publicaciones en los Social Media, con el fin de conseguir que su contenido pueda brillar. En este sentido, el informe publicado por SocialFlow ha podido apreciar que aquellas publicaciones orgánicas en los Social Media realizadas en base al análisis de los datos registraron hasta un 91% más de engagement que el resto. Finalmente, el Big Data da muestras inequívocas de la efectividad de su aplicación directa.

Para llegar a esta conclusión, el estudio analizó nada menos que 1,6 millones de publicaciones orgánicas en 3 plataformas sociales (Twitter, Facebook y Google+), llegando a la triste conclusión de que el 99% de ellas apenas consiguieron impactar a su público objetivo.

Ante estos resultados, el estudio decidió entrar en materia, y analizar aquellas publicaciones que sí habían conseguido su objetivo. De este modo, se pudo observar que el contenido publicado en base al análisis de datos (data driven) consiguió un 91% más de engagement que el resto, frente a las publicaciones programadas, y a aquellas publicadas en tiempo real.

El uso de la analítica para optimizar la estrategia de Social Media es una práctica especialmente notable en el caso de las empresas de entretenimiento, aplicada en más de la mitad de sus publicaciones. Gracias a ella, son capaces de actuar en el momento adecuado, ofreciendo un contenido realmente interesante.

Destaca el hecho de que los posts publicados registraron la peor tasa de engagement. Ello no implica necesariamente que las empresas tengan que rechazar esta estrategia, sino que, el simple hecho de aportar contenido con cierta frecuencia no es suficiente para alcanzar el engagement. Por tanto, antes de establecer el timing de cualquier publicación, es necesario ponerla en contexto, estudiar el entorno del cliente, sus pautas de comportamiento y las necesidades que puede satisfacer dicho contenido. De lo contrario, su presencia pasará inadvertida.

Como podemos apreciar, el Big Data no es un hype, sino que su aplicación resulta beneficiosa para optimizar la estrategia de las marcas. El estudio de Forrester recogía en mayo ejemplos de cómo las empresas pueden diseñar acciones para conocer esta información en tiempo real, y las posibilidades de su aplicación. La tecnología permite registrar cada paso, cada petición, cada acción que realizan los usuarios. Información que, bien analizada, permite diseñar un mapa muy ajustado a la realidad.