Artículo
Marketing Digital
¿Están los marketeros preparados para una internet sin cookies?
Un 23% no se fía de las alternativas y un 11% reconoce no tener ni idea de qué está ocurriendo 

Aunque las cookies tuvieron un inesperado año de gracia, ya que Google aseguró que esperaría un año más antes de apagar las cookies en Chrome y no puso su ocaso en 2022 como estaba previsto, el futuro de las cookies está decidido desde hace algún tiempo. La preocupación creciente por la privacidad, así como el hecho que de las cookies no funcionen tan bien como deberían en los entornos móviles, las ha condenado a la desaparición. El futuro requerirá nuevos métodos para identificar y segmentar a los consumidores en el marketing digital.

Pero ¿qué piensan los marketeros? ¿Ha hecho este año de gracia que se muestren más confiados y seguros sobre hacia dónde va el futuro? Un estudio de Mediaocean, que recoge Warc, se ha preguntado por esta cuestión y ha analizado qué opinan ahora mismo los marketeros. En general, su foco está en demostrar que lo que hacen es efectivo y que su estrategia de marketing funciona. En líneas generales, sí están preparados para el mundo sin cookies.

De hecho, y a pesar de todo lo que supone el apagón de las cookies, los marketeros parecen bastante confiados sobre el futuro sin cookies. Es decir, semejan bastante seguros de que las alternativas en las que se está trabajando van a funcionar. Así, un 50% asegura que confía en cierto grado en las soluciones post-cookies y un 11% que confía por completo. Juntos, los dos porcentajes arrojan un mayoritario 61% de marketeros que ven las cosas más o menos positivas en el futuro sin cookies.

Frente a ellos, quienes lo ven todo mucho más pesimista son menos. Un 11% reconoce que no tiene ni idea de qué está pasando y un 5% que está preocupado y que el tema les inquieta. Un 23% asegura que no está seguro en absoluto de las soluciones que se avecinan.

Las preocupaciones de los marketeros

Aunque el mercado parece cada vez más preparado para el futuro sin cookies, o más seguro de sus posiciones, eso no quita que los propios marketeros tengan dudas y pregunas sobre qué implicará el cambio. Algunas son las preocupaciones que tienen un mayor impacto en lo que hacen y en cómo ven el futuro.

Así, un 24% reconoce que les preocupa cómo la desaparición de las cookies afectará a su capacidad para medir la efectividad de sus campañas online y en varias plataformas. No solo preocupa seguir los resultados logrados, también tener las herramientas para poder hacerlo. Un 21% habla de cómo la retención de talento y la captación de los profesionales expertos en estos ámbitos es un problema y un 16% de cómo están poco preparados para el futuro post-cookie.

Más allá de lo que la muerte de la cookie implica, los marketeros también tienen otras preocupaciones sobre cómo deben reorganizar su inversión en marketing. Un 60% asegura que quiere aumentar sus presupuestos para televisión conectada, un 70% que lo hacen en display digital y vídeo online y un 72% en social.

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!