Artículo
Social Media Marketing
La casa del libro y la crisis que salpica a los community managers
En los social media o hay casi margen para los errores puesto que la marca es una pero son miles las miradas que las observan.
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La noticia del incidentesaltabaa la palestra tras hacerse hueco en la portada del popular sitio web meneame.com, donde un usuario denunciaba las irregularidades detectadas tras un concurso realizado en la red social de Facebook.

"El community manager de La Casa del Libro decide quedarse con las entradas y cierra el concurso justo después de que los 4 amigos que necesitaba contestaran a la pregunta que proponían para el concurso". Así manifestaba este usuario su indignación al descubrir este supuesto engaño a pesar de la insistencia por obtener respuestas a sus reiterados mensajes, reconociendo además, ser el autor de una de las respuestas correctas que le hacían merecedor del premio en cuestión. Una de las cuatro entradas dobles de palco para obra The Hole, en el Teatro Calderón, el pasado 31 de Octubre.

Para ello, este usuario recurría al sitio web online indefenso.com donde explicaba con todo tipo de detalles dichas irregularidades y la argumentación de tales sospechadas ante la falta e imposibilidad de obtener respuesta o explicación a lo ocurrido.

Sin embargo, el hilo de este debate que se originaba a través del propio sitio web de "menéame", nos dejaba un sabor mucho más amargo tras la difusión de este suceso, con opiniones y comentarios de todo tipo como "Qué se puede esperar de una profesión basada en el humo que vende un sector basado en humo.", "¡Community Manager es corrupción!" o "¿Qué suelen pedir para ser Community Manager? Todavía no conozco a ninguno que no pueda pasar por medio gilipollas o gilipollas entero".

Como podemos comprobar, más allá de la repercusión de lo acontecido y de sus posibles desenlaces, parece que la figura de este tipo de profesionales está siendo sometida a un duro enjuiciamiento derivado de este tipo de prácticas que finalmente terminan perjudicando seriamente a la imagen de la propia marca, y al de un sector en auge y crecimiento donde quizás lamentablemente, no es oro todo lo que reluce.

Y cierto es, que a pesar de lo mucho que hemos abordado este tema, todavía hay quienes pretenden poner en manos de cualquier persona, el timón de un barco que puede terminar a la deriva.

Una nueva lección aprendida para entender que cualquiercommunity manager debe disponer además de una formación especializada ymúltiples conocimientos, un gran respeto y unaimplicación con y hacia la marca dejando evidencias de que sus acciones y respuestas no están ausentes de moral ni ética. Estos debende ser los pilares del profesional que con esfuerzo, actúa en consecuencia y representación de unaempresa en los social media, donde no hay casi margen para los errores puesto quela marca es una pero son miles las miradas que las observan.

Evidentemente, no podemos enjuiciar a todo un colectivo por los errores de unos pocos. Sin embargo sipretendemos que se valoren con respeto, y que se dejen atrás los prejuicios, tópicos yleyendas queterminan ensuciando la labor del resto de profesionales, tendremos que comenzar a entender de la necesidad ypredisposición de las propias empresas y marcasde concebir este rol como el de un profesional cualificado, y no el de un puesto que puede ser delegado a cualquiera que balbucee en sus horas muertas en las redes sociales.

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!

Todostartups

más en