PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Existe un tipo de contenido que triunfa siempre en la red y que, de hecho, triunfaba también en el mundo anterior a internet, cuando todas las cosas se publicaban en papel y se referenciaban en otros medios. El contenido en cuestión son las listas de. Forbes o la revista Time son dos de los creadores de listas de que tienen un mayor impacto en los demás medios y que se han convertido en unos de los más influyentes. La lista de los más ricos, de las marcas más poderosas, de los empresarios más influyentes, de los menores de 30 más poderosos... El abanico es muy amplio, las listas siempre acaban convirtiéndose en material para otros listados y para unos cuantos análisis y el encabezar una u otra de estas listas es un elemento de los que suele tener un impacto muy elevado sobre la visión que se tiene de esa persona o de esa marca.

Pero lo cierto es que las listas no son solo un momento de gloria para la imagen de marca o para la marca personal de quienes las encabezan sino que funcionan también como un elemento clave para establecer otros elementos. Estas listas son un ejemplo claro de cómo cambia el mundo, de cómo evolucionan las marcas y las empresas y de cómo las cosas cambian en el mundo en el que vivimos. Las listas de hace 30, 10 y hasta 5 años poco tienen que ver con las listas que se pueden ver en la actualidad y analizar los listados y quienes se convierten en sus protagonistas es un elemento que puede funcionar como guía de lo que las demás empresas no deberían perder de vista.

Y eso es lo que ocurre con la última lista de los más influyentes de internet y de los personajes que son por tanto los que marcan lo que los demás hacen y dicen en la red. Time acaba de sacar un ranking con las 30 personas que más influyen en internet y sus datos permiten destacar muchas cosas sobre cómo han cambiado las cosas en la red.

El listado lo encabeza el artista Kanye West y si lo hace es, como explican en Time, porque es quien ha conseguido dominar realmente "el arte del discurso en Twitter". West ha sabido equilibrar polémica con spam sobre su trabajo y ha conseguido convertirse en el rey del viral. Se podría decir que West no es más que un famoso de fuera que es popular en la red, pero lo cierto es que la lista deja claro que triunfar fuera de internet no asegura hacerlo dentro.

De hecho, la segunda persona más influyente en internet es Joy Cho, según Time, que es una diseñadora gráfica que se hecho famosa gracias a su blog de estilos de vida y que tiene 12,8 millones de seguidores en Pinterest (es la persona más seguida de esa red social). Lo interesante no es solo el eco que Cho tiene en internet sino también cómo lo ha llevado a fuera. En los últimos meses ha lanzado una línea de productos con Target y ha decorado los huevos de Pascua de la Casa Blanca.

La lista sigue con James Corden, el presentador de un minoritario late show que es estrella global gracias a la red; Laci Green, que hace vídeos de educación sexual en YouTube; los responsables del viral Damn, Daniel; DJ Kaled, J.K. Rowling (que es un ejemplo habitual del cómo usar bien Twitter) o PewDiePie.

Laci Green, Josh Holz and Daniel Lara, DJ Khaled, Johnetta Elzie and DeRay Mckesson, J.K. Rowling, Felix Arvid Ulf Kjellberg, Donald Trump, Lele Pons o el mismísimo Cristiano Ronaldo son otros de los personajes o celebridades que forman parte de esta lista de los más influyentes.

Lo que la lista nos dice

Lo interesante no es quién está en la lista sino por qué está en la lista. Como explican en un análisis en Social Times, los famosos de fuera de la red que han conseguido colarse en ella no lo han hecho por el simple peso que sus acciones off line tiene online sino más bien porque han creado una estrategia muy efectiva en lo que a internet se refiere.

El presentador de late shows es un ejemplo claro (y uno que también cumplen los presentadores de otros late shows en Estados Unidos que se han convertido en virales globales con esas herramientas) y su poder en la red viene marcado no por la audiencia de su programa sino porque ha empezado a crear contenidos que funcionan muy bien en internet. Él es el que puso a Adele a cantar en un coche.

Los demás son influencers de nuevo cuño y que son claros ejemplos de cómo en la red las cosas funcionan de otra manera. Estos exitosos usuarios de las redes sociales son muy populares y llegan a muchas personas porque han sabido conectar con los internautas. La gente no los sigue porque sean famosos sino porque han sabido crear contenidos a medida de redes sociales concretas y porque se han convertido en expertos en sus áreas de trabajo exactas.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo