PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Cuánto hacía que Facebook no cambiaba las normas del juego de lo que iba o no a su feed de forma destacada y también de cómo se veía el servicio cuando sus consumidores entraban en la plataforma? Puede que mucho tiempo, pero Facebook acaba de hacer un anuncio en ese terreno y uno que va a tener un impacto muy importante en la estrategia de social media marketing.

En su conferencia de desarrolladores, Facebook ha anunciado un nuevo rediseño. Según explicaban en el tuit en el que lo anunciaban al mundo, es un "nuevo y fresco diseño" que "hace las comunidades tan centrales como los amigos". Facebook promete que será "más simple, más rápido y más inmersivo" y que simplifica el encontrar las cosas que se están buscando. El cambio, apareció en un contexto en el que la privacidad era primordial. En la primera sesión de F8, la conferencia de desarrolladores, el tema central fue la privacidad (y cómo eso tiene que impactar en la plataforma).

El cambio supone una migración absoluta desde el modelo que seguía (ser un lugar más bien público en el que todo el mundo podía hablar con todo el mundo) a uno más privado y más recogido. Las conversaciones se producirán en espacios muy concretos y muy específicos. En lugar de hablar en la plaza del pueblo, se hablará en una mesa resguardada de una de las cafeterías de la plaza.

Es, como recuerdan en The New York Times, una respuesta a la crisis de reputación de Facebook en los últimos años (y al hecho de que se hayan convertido en el enemigo público número 1 en lo que a privacidad se refiere) pero también a los cambios en cómo están usando los consumidores las redes sociales, como demuestra que Facebook apueste de forma destacada por privacidad o por formatos como las stories.

Así será el nuevo Facebook | Foto Facebook

La naturaleza del cambio y la era dorada de los grupos

Así, el cambio también modificará cómo se comparte la información y quiénes estarán de forma destacada en el entorno de Facebook. En los últimos tiempos, uno de los 'trucos' de las páginas para seguir siendo relevantes y para seguir llegando a sus seguidores estaba en crear grupos.

En lugar de compartir sus contenidos en sus páginas, los habían migrado a un grupo, ya que estos funcionaban mucho mejor a la hora de hacer circular la información. Puede que las páginas tuviesen un muy pobre alcance orgánico, pero los grupos, por el contrario, se posicionaban de forma bastante óptima.

En el nuevo Facebook, los grupos todavía serán más importantes.

En la presentación de las novedades en el blog de Facebook, señalan que el "rediseño hace más fácil para la gente ir de espacios públicos a otros más privados, como los Grupos". Los grupos serán rediseñados para darle un papel más central. El trabajo se realizará en tres puntos clave. Por un lado, Facebook va a rediseñar la pestaña de grupos para hacer que sea más fácil encontrar los que más se ajustan a los propios intereses. Facebook asegura que ha mejorar las recomendaciones para que encontrar grupos sea más sencillo.

Por otro lado, hará que sea más fácil participar en los grupos. Van a simplificar el modo en el que aparecen recomendaciones vinculadas a grupos en otros servicios de Facebook pero también van a hacer que el contenido que se publica en los grupos aparezca mucho más en el feed de noticias. Incluso, van a hacer más fácil compartir contenido en los grupos. Los usuarios podrán compartir contenidos con el grupo directamente desde el feed.

Y, finalmente, van a incorporar herramientas específicas para comunidades concretas.

Cómo afectará a las marcas y a las empresas

Por supuesto, todo esto tendrá un efecto directo en cómo actúan las marcas y en cómo debe ser su estrategia. De entrada, la estrategia de contenidos de las marcas y de las empresas tendrá que pasar ya por los grupos, casi sin que les quede más remedio. Si Facebook va a potenciar su presencia de forma recurrente y poderosa en el feed de noticias, a las compañías no les quedará más remedio que intentar entrar en esas conversaciones e intentar asentar esa presencia y su trabajo en ese terreno.

Y a eso se suma además otro elemento crucial que las marcas y las empresas tienen que tener en cuenta en este nuevo universo de los contenidos compartidos en Facebook: ahora mismo, como recuerdan desde The Wall Street Journal, Facebook no está vendiendo publicidad para los grupos.

De hecho, este es uno de los puntos que los analistas ven más claro que va a ser problemático para la compañía. Porque, si mueve su peso a todo lo privado (y usa espacios como los grupos), ¿cómo va seguir haciendo caja Facebook? Como apunta al Times Debra Aho Williamson, analista en eMarketer, "el reto de mover el barco de Facebook hacia esta dirección nueva y privada va a ser masivo. Y deja un montón de preguntas sin respuesta, en particular cómo este cambio afectará a su igualmente masivo negocio publicitario".

Puede que, como explica otra experta, con este movimiento Facebook esté haciendo que sea mucho menos problemático moderar contenidos (el dueño del grupo debe hacerlo), pero también que se esté cerrando otras puertas.

Así, puede que el movimiento sea un parche para los problemas de Facebook. También puede que sea una manera de volver a hacerlo atractivo (como apuntan en uno de los muchos temas que se han publicado sobre el cambio en la prensa estadounidense, Facebook se ha centrado en los dos elementos que siguen gustando a sus usuarios y los ha puesto en el epicentro). Lo que está claro es que, sea como sea, ha hecho que las empresas vuelvan a tener que aprender, una vez más, las reglas del juego.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo