Social Media Marketing
Influencer coach, la nueva profesión emergente en el mundo de los influencers
Se encarga de dar apoyo moral y de tirar del carro para que el influencer siga creciendo
Publicado por Redacción

Por mucho que a veces se sienta que todo está ya visto en el universo de los influencers y que nada puede sorprender en ese mundillo, la realidad es un poco más compleja y, pase lo que pase, siempre aparecerá alguna nueva historia sorprendente sobre esta industria.

Primero, no paraban de aparecer nuevas versiones de los influencers, desde los influencers virtuales a los petfluencers. Después, han comenzado a surgir nuevas profesiones al calor de esa industria. Una de ellas es la de influencer coach, como un coach inspirador pero pensado para que los influencers logren sobrevivir en su competitivo mundillo.

Su público objetivo suele ser los influencers más jóvenes, que están empezando su carrera y que se sienten quemados por la presión y viven bastantes rechazos de marcas. Motivarse para seguir intentándolo no es sencillo y ahí es donde entran en juego los influencer coachs, suerte de mentores que los animan a seguir con su trabajo.

Básicamente, es la figura del coach que ya se ha visto en muchas otras áreas de los negocios pero llega ahora al mundo influencer. Los coachs tuvieron su momento de gloria hace unos años en el mundo de los negocios, cuando estaban por todas partes y todo el mundo parecía estarse vendiendo como tal. Ahora, la fiebre migra a una industria muy concreta.

En cierto modo, su existencia es una respuesta al hecho de que el influencer trabaja por su cuenta y está solo en el proceso de hacer crecer su marca personal. No tienes jefes a los que dar cuentas, pero tampoco que te presionen para que cumplas con lo esperado.

Cómo trabaja un influencer coach

Pero ¿qué hace exactamente este profesional de nuevo cuño del mundo influencer? Su trabajo es una mezcla entre marketing y apoyo emocional, como apunta Insider. Los propios influencer coachs apuntan al medio estadounidense que para algunos de sus clientes lo más importante es el apoyo moral (es decir, dar ánimos y sostener emocionalmente).

Sin embargo, no hacen solo eso, sino que también son un poco el marketero influencer. Entre los servicios que ofrecen está el de proporcionar recursos de marketing, como bases de datos de marcas con las que contactar o tendencias en social media que se deben tener en cuenta.

Por supuesto, en EEUU, el mercado en el que este tipo de cosas suelen empezar, ya son una cosa y un mercado en marcha. Sus tarifas se mueven en una horquilla amplia. Por sesión, van desde los 40 a los 120 dólares. Algunos tienen una tarifa mensual, como una influencer coach que cobra 480 dólares al mes con hacer un seguimiento semanal de lo que están haciendo los influencers.

Los influencer coachs no son eso sí ni agencias de influencers ni representantes de talento (que funcionan con comisiones). Estos suelen gestionar la carrera del influencer y esperan una relación estable y a largo plazo. Los influencer coachs pueden ser algo mucho más puntual y también más centrados a algo mucho más concreto. No negocian tus acuerdos, pero prometen ayudarte a estar con el espíritu para hacerlo.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!