Noticia Internet

El 75% de las principales marcas son víctimas de fraude en los anuncios de búsqueda de Google

La gravedad de la situación se intensifica debido a la política de Google de publicar solo un anuncio por dominio, lo que resulta en la exclusión del anuncio legítimo de la marca

Por Redacción - 25 Enero 2024

En un alarmante informe recientemente publicado por la empresa de seguridad de marketing de búsqueda Marcode, se revela que el 75% de las principales marcas en Estados Unidos y el Reino Unido son víctimas de fraude en los anuncios de búsqueda de Google. Este fenómeno, que implica el robo de identidad en Google Search Ads, tiene consecuencias que van desde pérdidas financieras para las empresas afectadas hasta que los propios clientes caigan en manos de estafadores.

El modus operandi de estos estafadores es especialmente astuto: se hacen pasar por el dominio y el texto del anuncio de la marca objetivo. Pagan intencionalmente por la colocación de anuncios que aparecen cuando los usuarios buscan esas marcas específicas. La gravedad de la situación se intensifica debido a la política de Google de publicar solo un anuncio por dominio, lo que resulta en la exclusión del anuncio legítimo de la marca objetivo de los resultados de búsqueda cuando estos estafadores logran asegurarse un lugar publicitario.

Lo que es más preocupante es que, en muchos casos, las marcas afectadas no son conscientes de que han sido víctimas de fraude. Este problema suele pasar desapercibido debido a las limitaciones de las herramientas internas de informes de Google. La falta de detección temprana de estas actividades fraudulentas puede acarrear graves consecuencias para la reputación de la empresa, ya que los clientes pueden perder la confianza en realizar compras futuras por temor a ser estafados.

Si bien las pérdidas financieras son una preocupación importante para las empresas afectadas, el informe destaca que el impacto se extiende más allá de los aspectos económicos. La reputación de la empresa puede verse gravemente dañada, lo que puede resultar en la pérdida de clientes potenciales y un menor retorno de la inversión (ROI), especialmente para aquellas empresas que dependen en gran medida de Google Ads.

Los usuarios que hacen clic en anuncios fraudulentos son redirigidos a través de una serie de redireccionamientos ocultos, sin su conocimiento. Este juego de redirecciones termina llevando al usuario a otro sitio donde se le solicita proporcionar información personal, creando así un riesgo adicional para la seguridad de los consumidores.

En un esfuerzo por abordar este problema creciente, Marcode ha instado a Google a tomar medidas más sólidas para salvaguardar la reputación de las marcas y proteger a los compradores en línea de caer en las redes del fraude. La colaboración con las marcas afectadas ha llevado a la presentación de múltiples quejas ante Google, exigiendo una acción más efectiva por parte de la plataforma de búsqueda líder.

Un portavoz de Marcode destacó que, durante el período de creación del informe, hubo una disminución significativa en la frecuencia de este tipo de estafas en los Estados Unidos y el Reino Unido. Sin embargo, se observó un cambio de enfoque por parte de los malos actores, quienes dirigieron sus actividades fraudulentas hacia Alemania, retirándose aparentemente del mercado estadounidense y británico. Además del fraude de identidad en los anuncios de búsqueda, el informe de Marcode también revela que el secuestro de afiliados es un problema creciente, afectando al 75% de los sitios del estudio. Este tipo de estafa implica dirigir al usuario a sitios web de marcas con un código de afiliado adjunto, llevando a las marcas a pagar comisiones a los secuestradores por ventas generadas a partir de esos clics.

En términos de resultados clave, se identificó que gigantes minoristas como Amazon, American Airlines, Lego, Pizza Hut y Samsung fueron víctimas de fraude de identidad en Google Search Ads. De las 120 marcas monitoreadas, se encontró que 90 sufrieron algún tipo de secuestro, y durante un período de 90 días, los investigadores detectaron estafas de phishing persistentes en 20 marcas dentro de un grupo de seis cuentas publicitarias.

Ante estos alarmantes hallazgos, Google ha respondido a las preocupaciones expresadas en el informe. Un portavoz de la compañía afirmó que están constantemente invirtiendo en la creación y aplicación de políticas para proteger a los anunciantes de diversas formas de abuso, incluyendo la suplantación de marca, intentos de phishing e infracción de marcas. En el año 2022, Google eliminó más de 5200 millones de anuncios, restringió más de 4300 millones de anuncios y suspendió más de 6,7 millones de cuentas de anunciantes. Actualmente, la compañía está revisando las afirmaciones hechas en el informe de Marcode y está dispuesta a tomar medidas coercitivas necesarias para abordar este problema crítico que afecta a la integridad de su plataforma publicitaria.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados