PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Uno de los elementos que generan más controversia sobre lo que hay que hacer o no en la red son los comentarios. Los comentarios son una parte muy importante de la red. Los medios online cuentan todos con espacio para ellos, ya que se da por hecho que los lectores quieren dejar su opinión y su visión de los hechos. La importancia de los comentarios es de hecho tal que algunos medios que los eliminaron tuvieron que recuperarlos porque habían perdido tráfico y que en algunos medios son los comentarios los que hacen que se tenga realmente tráfico en algunas noticias. Para las marcas, los comentarios son una muestra de transparencia y de compromiso con los consumidores. Los usuarios pueden hablar libremente de la marca y opinar sobre sus experiencias, algo que valorarán los demás compradores y que influirá en las ventas.

¿Todo es jauja por tanto en los comentarios?

En realidad, no. Los comentarios son un terreno escurridizo y uno en el que se generan muchos problemas, ya que el comentarista se excusa en una cierta anonimidad. Nadie sabe quién es la persona que comenta y nadie puede por tanto ponerle cara. ¿Quién está al otro lado del comentario? Seguirle el rastro puede ser muy difícil. Como temen muchos negocios, los comentarios pueden ser un escenario perfecto para difamar y atacar. Muchas opiniones no son realmente sinceras, sino simplemente creadas para impactar en la imagen de negocio de una marca (aunque, también hay que decir, los consumidores suelen ser capaces de ver la diferencia). Otros comentarios son simplemente malvados por el interés de ser malvados. Y unos cuantos son sencillamente la obra de trolls, que van directamente a generar polémicas.

Los comentarios de internet son tan complejos y variados como sus propios comentaristas y tienen agendas tan variopintas como los intereses de los mismos. Si se le pregunta a un periodista online, seguramente tendrá ciertas observaciones que hacer sobre lo que ve sobre los comentarios, afirmaciones que ayudarán mejor a comprender cómo funciona ese ecosistema. Si se le pregunta al big data, es mucho más sencillo encontrar tendencias y perfiles que ayuden a comprender quién comenta online y por qué. Es lo que acaba de hacer el diario británico The Guardian.

El medio analizó 70 millones de comentarios que los lectores han dejado en sus noticias desde 2006 para establecer tendencias y pautas de comportamiento. Y, aunque los datos parten del periodismo y de las noticias, ayudan a comprender mucho mejor cómo funciona internet. El informe al completo es fascinante, pero del mismo se pueden extraer ciertas conclusiones que sirven de hoja de ruta sobre los comentarios e internet.

Si eres una mujer, recibirás muchos más comentarios negativos

Hablando con otras periodistas que trabajan en internet en alguna ocasión, habíamos llegado a la conclusión de que los comentarios que nuestras noticias recibían eran mucho más críticos, mucho más malvados (muchas veces eran simplemente ataques personales) y mucho más paternalistas que los que recibían los artículos escritos por hombres. El análisis de The Guardian concluye exactamente lo mismo y confirma lo que las periodistas online llevamos años diciendo: los comentaristas son especialmente desagradables cuando el contenido que tienen delante lo firma una mujer. Según sus conclusiones, que parten del análisis de datos, recordemos, las noticias que escriben las mujeres reciben comentarios más abusivos y son más 'troleadas' que las que escribe un hombre. Poco importa el tema del artículo, la relación género del autor y comentarios se establece siempre.

De hecho, aunque la mayoría de los contenidos de opinión los escriben hombres, la mayoría de los comentarios maliciosos están en los firmados por mujeres (y, un dato más a tener en cuenta, los diez autores cuyos contenidos logran menos comentarios malvados son hombres). Otro dato a tener en cuenta: los artículos escritos por mujeres son, en todas las secciones, los que han contado con mayores comentarios que los moderadores han tenido que bloquear. Las mujeres son las que se llevan la peor parte, pero cualquier autor que se pueda asociar a una minoría vive una situación bastante parecida.

Los temas también modifican el comportamiento de los lectores/comentaristas

Igual que sucede con el nombre del firmante de la información, el tema de la misma hace que los comentarios oscilen hacia ciertos extremos. Los comentaristas en internet son especialmente abusivos en ciertos temas concretos y estos funcionan como una especie de faro que atrae a los trolls (como bien saben las marcas que en alguna ocasión se han lanzado a intentar entrar en conversaciones sobre esos temas).

Cuando se conversa en internet sobre temas un tanto neutros, como los crucigramas, el cricket, las carreras de caballos y el jazz (los temas más respetuosos en los comentarios de los publicados por The Guardian), la conversación se mantiene dentro de lo respetuoso. Cuando se habla sobre otros temas, no ocurre lo mismo. Los artículos sobre el conflicto Israel/Palestina, el feminismo o las violaciones son los que consiguen más comentarios irrespetuosos y ataques y los que logran más comentarios bloqueados de media.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo