PuroMarketing

Dentro del Parlamento europeo empiezan a existir voces dispuestas a importar la esencia de la normativa australiana 

¿Se avecinan nuevos problemas para los gigantes de la red en Europa, problemas eso sí que podrían las cosas mucho más fáciles a los marketeros? En los últimos meses, las grandes compañías online se han visto sometidas a un escrutinio para determinar si son o no monopolios de facto y si están abusando de su posición dominante en el mercado. Este escrutinio se ha producido tanto en Europa como en Estados Unidos. Ahora, sin embargo, las autoridades públicas podrían estar a punto de lanzarse a por una nueva cuestión. Europa podría seguir en un futuro próximo los pasos de Australia a la hora de regular el impacto que Google y Facebook tienen en la red.

Los planes del Parlamento europeo van en una dirección similar a la australiana, aunque con un elemento añadido destacado. El Parlamento quiere, como recogen en Warc, dotarse de margen de maniobra para arbitrar en las conversaciones sobre licencias (esto es, el pago por uso de los contenidos que generan los medios en Google y Facebook). Además, también quiere que estos players tengan que avisar a los medios de los cambios que van a realizar en su algoritmo.

Google ya se encuentra en una situación similar en Australia. El país valora una ley que le obligará a pagar a los medios por las noticias que publica. En Australia, la presión normativa contra Google ha llegado a un nivel en el que el gigante de las búsquedas ha anunciado que podría dejar el país si el proyecto sigue adelante.

Esto no ha disuadido a la administración australiana. Uno de sus políticos ha señalado que si Google desaparece, los australianos simplemente se tendrían que pasar a Bing, el buscador de Microsoft. Según ha señalado el prime ministro australiano a los medios (Microsoft no ha querido entrar en valoraciones), los de Redmond están más que dispuestos a ocupar la posición que dejaría vacía Google. Google tiene ahora el 94% de la cuota de mercado australiana de búsquedas.

Aun así, si Europa impulsa normativas similares, Google tendrá más difícil el decir que simplemente abandona el mercado. La región EMEA es una tercera parte de los ingresos por publicidad de la compañía (una cuarta parte de los de Facebook).

En qué trabaja Europa

Pero, volviendo a en qué trabaja exactamente el Parlamento europeo, la idea es, por ahora, una iniciativa legislativa en la que trabajan algunos parlamentarios comunitarios, como recoge el Financial Times, el medio que ha adelantado el movimiento. La medida llevaría, como ocurre en Australia, a las compañías tecnológicas a pagar por las noticias de los medios online.

Google o Facebook tendrían que compensar a los medios por los links que circulan. Estos cambios se incluirían, potencialmente, en las dos normativas en las que ahora mismo trabaja la Unión Europea (la ley de servicios digitales y la ley de mercados digitales).

Como señala un eurodiputado al medio económico, los gigantes crean una situación de "desequilibrio de poder" con sus posiciones dominantes "en búsqueda, social media y publicidad". De ello, quienes defienden la normativa extraen que deben compensar a quienes se ven afectados por ello. "Creo que es simplemente justo que paguen una cantidad justa", apunta el eurodiputado. Las leyes de propiedad intelectual de 2019 se ven por este grupo de legisladores como demasiado débil.

La cuestión de los algoritmos

Aunque no todos los parlamentarios están de acuerdo con esta idea, incluso quienes consideran que debería esperarse para hacer más cambios apuntan otro elemento clave (es decir, antes deberían pasar las dos leyes en las que se trabaja y después pensar en nuevos cambios).

Así, por ejemplo, la eurodiputada sueca Arba Kokalari (que tiene un papel importante en hacer que las leyes digitales en las que se está trabajando pasen por el Parlamento) apunta que hay cuestiones que deben ser consideradas. Es lo que ocurre con la cuestión de los cambios en los algoritmos. Los medios deberían tener derecho a saber cuándo las grandes compañías tech van a cambiar los algoritmos que controlan su feed y por tanto las reglas del juego.