PuroMarketing

Las empresas de transporte se convierten ahora en el talón de Aquiles del Shopping Express

La compañía Google ha sido la última en subirse al carro del Shopping Express. A través de esta nueva modalidad de compra y entrega "ultra-rápida", los de Montain han comenzado a ofrecer en envío en el mismo día de productos comprados de forma online a través de un selectivo grupo de minoristas que se han animado a probar el servicio en la región de San Francisco (EEUU).

Además, el denominado Shopping Express, incentiva la compra de determinados productos que los propios consumidores pueden encontrar a un coste más reducido a través de diferentes promociones y ofertas. Una apuesta que parece se convertirá en la tendencia del futuro del ecommerce y que también otros sitios como Amazon llevan tiempo aprovechando con gran éxito.

Si eran pocas las desventajas del comercio online frente al comercio tradicional, el Shopping Express puede reducir este margen haciendo del ecommerce el hábito de compras principal de la gran mayoría de consumidores. Sin embargo, ante esta nueva tendencia emergente, también surgen aspectos en la cadena de distribución que deberían mejorarse notablemente.

Muchas de las quejas de consumidores y compradores online, no están directamente relacionadas con los procesos de compra, sino con los servicios y empresas de transporte. Si a ello le sumamos que ahora, el Shopping Express llega para convertirse en un hábito extendido, resulta crucial el buen trato de las mercancías y la calidad del servicio de entrega final al propio cliente. 

No podemos olvidar que el comercio electrónico supone una de las áreas de negocio con mayor  crecimiento para muchas de estas empresas. Por ejemplo, los últimos resultados de SEUR, mostraban como este parte de su facturación global alcanzaba ya el 15%, sólo superado por el sector internacional, que ha alcanzado un peso del 16% en el total de la empresa. 

Vísteme despacio que tengo prisa!

Y sí. Siempre dijeron que las prisas no eran nada buenas, pero el Shopping Express si quiere cumplir con las expectativas tendrá que funcionar a toda máquina. 

Lo malo es, que todavía nos encontramos con multitud de empresas de transporte que siguen haciendo gala de malas prácticas. Entre otras, dejar notificaciones sin detallar fecha y hora sin ni siquiera llamar a la puerta y obligar al cliente a recoger un paquete en sus oficinas, no notificar al receptor de su entrega o imposibilidad de la misma al teléfono detallado para tal efecto, entrega de productos en mal estado que han sido manipulados de forma brusca a pesar de sus indicativos de seguridad o fragilidad, deficiente atención al cliente, etc....

Este tipo de incidentes suelen darse en todo tipo de empresas, sin embargo las más pequeñas, que actúan como brazos extendidos de otras más grandes terminan estropeando la experiencia. El Shopping Express ha llegado para quedarse y los compradores online entusiasmados e impacientes, estaremos encantados de reducir estos tiempos disponiendo de nuestras compras en un margen de tiempo más reducido, pero...¿Estamos realmente preparados para ello?