PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Quién se atreve a comprar un producto online sin ver la puntuación que le han dado otros compradores? Está claro que las reviews y opiniones online se han convertido en una parte esencial del comercio electrónico, y Amazon quiere salvaguardar el honor de dichas reviews (y especialmente, la influencia que ejercen) luchando contra el fenómeno de las críticas falsas.

Por eso ha emprendido acciones legales contra 1114 personas, no identificadas, sospechosas de haber publicado reviews falsas en su web a cambio de dinero. Detectaron ese problema en Fiverr, una plataforma para comprar y vender pequeños trabajos online, donde más de un millar de personas ofrecían el servicio de escribir opiniones falsas sobre los productos de una empresa, a canbio de una contraprestación económica que rondaba los 5 dólares (unos 4'5 euros) por review. Evidentemente, los autores sabían que eso es ilegal, y por eso utilizaban nombres falsos (de ahí que aún no se conozca sus identidades) y cambiaban constantemente la dirección IP.

Amazon declaró que su reputación de marca estaba siendo empañada por estas reviews falsas y engañosas que, aunque pequeñas en número, socavan la confianza de los clientes, y que eso era lo que les había llevado a denunciar a los autores de esta práctica. En la demanda, presentada ante un tribunal de Seattle, Amazon afirma lo siguiente: "una pequeña minoría de vendedores y fabricantes están intentando obtener ventajas competitivas desleales comprando comentarios falsos, de clientes que no son auténticos, para sus productos en Amazon.com".

Para las empresas es muy tentador recurrir a este tipo de servicios ya que una buena puntuación no solo anima a otros potenciales clientes a comprar, sino que además provoca una mejor posición entre los resultados de Amazon, consiguiendo llegar así a más consumidores. Amazon ya está implantando herramientas para evitar fraudes, así como la plataforma Fiverr, que prohibe expresamente este tipo de compra-venta y está colaborando con Amazon para llegar al fondo del asunto.

No es la primera vez que Amazon trata de luchar contra las reviews falsas; ya el pasado mes de abril había demandado a diversas webs por vender comentarios engañosos.

Las opiniones de otros usuarios tienen mayor influencia que los anuncios

Amazon quiere luchar contra el fraude de las reviews porque es muy consciente del poder que estas tienen. Los comentarios son los que dan legitimidad a cualquier tienda online, ya que la mayoría de los consumidores, según un informe de Brandshop, ven las opiniones como un elemento de confianza. La web de Jeff Bezos es la primera perjudicada de que esa confianza se quiebre, algo que puede que ya esté pasando.

Y es que los consumidores desconfian cada vez más de las opiniones online, especialmente si son muy positivas, tal y como reveló un reciente estudio de PowerReviews, donde se comprobó que la probabilidad de compra se disparaba con una buena puntuación, pero disminuía con la puntuación máxima. Y esto ocurre porque los internautas saben que hay gente dispuesta a dar la mejor de las opiniones a cambio de dinero (o por otros intereses propios).

Aún así, las opiniones online siguen siendo, con diferencia, el elemento de mayor influencia a la hora de realizar una compra, solo por detrás de los comentarios de amigos y familiares, y a años luz de cualquier tipo de anuncio o publicidad. Según datos de YouGov, el 80% de los consumidores adultos lee comentarios online antes de comprar, y más de la mitad considera que son necesarias al menos 4 reviews para decidir si comprar o no un producto. La principal razón para buscar opiniones es asegurarse de la calidad del producto.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo