PuroMarketing

Las guerras de los grandes gigantes tienen muchos episodios y muchas etapas. Los movimientos que realizan cada uno de ellos suelen estar marcados por una respuesta - más pronto o más tarde - de los otros competidores, quienes muchas veces intentan impactar en aquellos puntos más fuertes de su competencia. Es un 'tú me robas esto, ya te daré yo donde más duele'. No hay más que pensar en los movimientos que han ido haciendo cada uno de los competidores de las guerras tecnológicas en las últimas décadas.

Se puede decir que en los últimos años se han creado varios frentes de varias guerras (aunque posiblemente también se pueda señalar que Google está en todas y cada una de ellas). Amazon, que ha crecido de forma abrumadora en los últimos tiempos y se ha convertido en el gigante indiscutible del comercio electrónico, ha empezado a posicionarse de un modo más destacado en más áreas, lo que ha llevado a que directamente hayan comenzado a posicionarse en terrenos que hasta ahora eran cosa de otros.

Uno de esos terrenos es el de la publicidad, lo que pone al gigante del ecommerce a luchar directamente contra el duopolio Google-Facebook. Según las estimaciones de los expertos, Amazon se va a convertir en uno de los grandes jugadores del mercado publicitario de aquí a los próximos años (en cierto modo, ya lo es, ya que sus ingresos publicitarios superan ya a algunos de empresas que viven solo de la publicidad) y empezará a hacerse con el interés de las marcas y empresas gracias a su potencial en datos y a lo bien que conoce a sus usuarios.

Pero si Amazon ha empezado a horadar el terreno de juego de Google, Google ha comenzado ahora mismo a también intentar hacerse un hueco en lo que la primera domina ampliamente. Es el último movimiento de la guerra.

Las Shopping Actions de Google

Google acaba de asociarse con vendedores de EEUU en la iniciativa Shopping Actions, que básicamente quiere ayudarles a registrar más ventas y que, por tanto, es un golpe antiAmazon. El servicio permitirá a los vendedores que sus productos aparezcan en búsquedas, que usen el sistema de compras Google Express o que se beneficien de Google Assistant en los dispositivos en los que está presente.

El sistema de compra es además bastante parecido a lo que se puede hacer si se usa Amazon desde varios dispositivos. Google crea un único carrito de la compra integrado (si guardas algo en el móvil, lo podrás encontrar luego en escritorio, por ejemplo) y un sistema de pago 'instant checkout' (pago rápido a lo Amazon).

Google se llevará un pago por compra realizada. Básicamente, se podría decir que Google ha creado una especie de marketplace. Y, además, que ha hecho algo muy Amazon para competir con ellos, aunque sus directivos hablan de otra cosa. "Hemos asumido una posición fundamentalmente diferente a la de Amazon porque nos vemos como un facilitador del retail", señala su presidente de retail y shopping, Daniel Alegre, en la presentación del formato.

La compañía ha conseguido, eso sí, estrenarse con nombres populares en las compras en EEUU, como Target, Walmart, Home Depot o Costco.