PuroMarketing

Google quiere comprender fuentes múltiples de información y responder de la misma manera 
Así van a cambiar las búsquedas de Google antes de 5 años: la próxima revolución volverá a complicar las cosas para los marketeros en SEO 

Cada vez que Google hace ajustes en cómo gestiona los resultados de búsqueda, a los marketeros les entran sudores fríos. La compañía hace constantes actualizaciones de su algoritmo para mejorar los datos que ofrece y ajustar más los datos que les da en sus respuestas a los usuarios de su servicio. Un ajuste del algoritmo de Google puede impulsar al estrellado de las primeras páginas de resultados a una empresa. O simplemente puede hundirla en las páginas que nadie ve y condenarla al ostracismo.

Sin embargo, más duro para los marketeros es ya no las actualizaciones de su algoritmo sino cuando Google cambia las normas. Fue lo que hizo hace unos años priorizando las búsquedas móviles, lo que obligó a las empresas a reajustar lo que hacían y a reposicionar sus webs y su presencia online.

Por supuesto, Google está muy lejos de ser ahora cómo era en el principio. Su comprensión del lenguaje natural o de la intención del consumidor es más afinada, como también es más variado el abanico de servicios de búsqueda que ofrece. El futuro inmediato será todavía más distinto y los marketeros deben prepararse para ello.

El próximo gran cambio de Google será MUM. MUM son las siglas de Multitask Unified Model y será el catalizador del próximo gran cambio que Google lanzará al mercado.

La previsión es que esté operativo en menos de cinco años, como aseguran desde la propia compañía a los medios estadounidenses. Como apuntan en Insider, la tecnología de MUM será multimodal, lo que permitirá que afine mucho más la comprensión de lo que el consumidor está queriendo saber y cómo les ofrece esos resultados.

Cómo serán las cosas y qué cambiarán no es exactamente un misterio. Google está ya hablando con la prensa estadounidense de lo que supone y también lo está aplicando ahora mismo para algo muy concreto. Cuando se busca información sobre las vacunas del coronavirus, es MUM quien se encarga de hacer el trabajo.

Así se ven los resultados si se buscan ahora mismo vacunas

Lo que MUM supondrá

Gracias a MUM, Google será capaz de entender diferentes fuentes de búsqueda de información. Ahora mismo, a Google solo puedes pedirle cosas de una manera. O hablas con él, por ejemplo, o le escribes tu duda en su barra de búsqueda. Con MUM eso cambiará. Por ejemplo, se podrá subir una foto de algo que quieres buscar, acompañarlo con un texto y dejar que el buscador entienda lo que le estás diciendo.

¿Supondrá eso, por ejemplo, que puedes hacer una foto de las zapatillas que lleva tu amiga, subirla y puntualizar que quieres que las busque en otro color? En el artículo no dan ejemplos exactos, pero no es difícil imaginar que es eso lo que podrá hacer Google en el futuro.

Igualmente, Google no solo será capaz de procesar múltiples fuentes de datos cuando 'escucha' tu petición, sino también cuando te la sirve. Si se busca ahora mismo la vacuna, lo que hemos hecho para intentar comprender cómo será ese futuro, Google despliega links, gráficas y explicaciones sobre eficacia.

Un cambio de fondo

Google está todavía ajustando cómo funciona y qué implica todo esto, pero el potencial futuro es evidente. Como recuerdan en Insider, esto encaja con el plan general de Google, que es el de lograr que sus búsquedas sean más inteligentes y se parezcan más a conversaciones. Quieren que todo fluya más natural. Es casi un cambio de fondo sobre cómo se busca y qué se ofrecen.

De hecho, esta no es la primera pincelada que se recibe sobre el futuro de las búsquedas y lo que Google pretende hacer. Se sabe también que Google espera convertir a su buscador en algo más empático, capaz de leer emociones.

Buscan que el buscador sea capaz de conectar más con el comportamiento humano y así adelantarse a las necesidades de los consumidores. Por ejemplo, en Google Maps no te ofrecería la ruta más corta o la más rápida, sino la que para ti es más segura.

Es difícil decir qué supondrá esto para las marcas, aunque lo que parece incuestionable es que todos estos cambios harán mucho más difícil el trabajo en SEO.