PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El uso de las redes sociales por parte de las mujeres es una práctica cada vez más extendida, sobre todo entre las millennials, las consumidoras cuya edad oscila entre los 19 y los 34 años. De hecho, las herramientas sociales se han configurado como instrumentos importantes para el comercio electrónico, como demuestran los datos del último informe elaborado en este sentido por parte de la compañía Mintel. Así, el 67% de las mujeres de Estados Unidos compró ropa online el pasado año, un 4% más de las consumidoras que lo hicieron el año anterior.

Sin embargo, la principal conclusión a la que llega este informe es la consideración que tienen las millennials de estas plataformas, pues son consideradas como la herramienta más confiable y segura. De hecho, no es sorprendente que más de un tercio de las millennials encuestadas por esta compañía (el 35%) asegure que se trata del canal más influyente para ellas a la hora de realizar sus compras.

Este comportamiento por parte de estas clientas se debe, fundamentalmente, al crecimiento de los dispositivos móviles y el uso que las consumidoras hacen de ellos. Así, las millennials son más propensas a acudir a las redes sociales para buscar información y comentarios sobre sus futuras compras de ropa. Una tendencia que se observa en la influencia, menor, que tienen sobre ellas otras estrategias.

Es el caso de los avisos promocionales a través de los correos electrónicos. Así, mientras que el 55% de las mujeres conservan estos anuncios y los consideran como un factor de influencia, en el estrato comprendido por las usuarias millennials esta percepción cae hasta llegar al 46% de las encuestadas.

Un mercado que crece

En este sentido, la investigación de Mintel vaticina que la compra online de ropa por parte de las mujeres aumente sus ventas en un 14% hasta el año 2019. De hecho, este documento estima que las ventas online se pueden disparar un 77% adicional en el caso de las operaciones que se desarrollen a través de los dispositivos móviles. Unas cifras que para los responsables de la investigación ponen de relieve "los grandes cambios que existen en los hábitos de compra de las consumidoras".

De ahí que esta tendencia se traduzca, en paralelo, en un aumento de la publicidad que reciban las redes sociales. Así, esta acumulará, solo en Estados Unidos, una inversión de más de 15.000 millones de dólares en 2018. Una cantidad que estará destinada, principalmente, a satisfacer las necesidades de demanda de ropa de las consumidoras.

Redes sociales más utilizadas y prendas más compradas

En paralelo, este análisis también apunta hacia cuáles son las redes sociales que las mujeres millennials más utilizan a la hora de buscar las prendas que les interesan. En este sentido, Facebook se lleva la palma, pues es utilizada diariamente por un 71% de las encuestadas para llevar a cabo sus búsquedas de ropa. Le siguen YouTube, con un 34% de las respuestas afirmativas y, a muy corta distancia, Instagram, pues un 33% de las encuestadas asegura que visita esta red social y a las marcas de ropa a diario.

En lo que respecta a los artículos que las millennials suelen comprar con más frecuencia a través de las redes sociales, destacan las camisetas y las camisas, con un 65% de las respuestas acumuladas. Le siguen los pantalones vaqueros, con el 54%, y los vestidos, industria que sin embargo se está viendo afectada por la precarización de los entornos de trabajo, subraya la investigación. Este proceso de compra online, finalmente, es disfrutado por la mayoría de las consumidoras millennial. Así, el 53% de las compradoras cuya edad oscila entre esta edad señala que disfruta comprando online gracias a las redes sociales y un 92% reconoce que el pasado año compró artículos a través de esta fórmula. Dos indicadores que confirman la buena relación entre las redes sociales y el comercio electrónico, la cual tiene visos de continuar durante mucho tiempo.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo