PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Donde hay patrón no manda marinero. Este refrán, conocido por todos, no es aplicable al universo de las compras, especialmente a aquellas que están relacionadas con la unidad familiar y los miembros que componen esta figura. Es la principal conclusión que se desprende del último análisis llevado a cabo por la compañía YouGov, en el que se establece que los jóvenes adolescentes de entre 12 y 17 años de edad influyen más de lo que parece en las decisiones de compra de sus padres.

Una incidencia que se extiende a todos los ámbitos de consumo de los progenitores, ya estén relacionados estos con sus adquisiciones personales, como viajes o tecnología como, por supuesto, aquellos productos y servicios que atañen directamente a los menores de la casa, desde su vestuario y calzado, a los lugares que frecuentan para comer o pasar las vacaciones.

En concreto, de este estudio se desprende que la mayor influencia de los chicos sobre las compras que llevan a cabo sus padres se encuentra tanto en la ropa y en el calzado que estos visten como en los lugares donde la familia va a almorzar o cenar junta. Así, el porcentaje de padres que asegura que sus hijos inciden a la hora de comprar comida rápida es del 95%, frente a un escuálido 5% que asegura que estos no influyen. Una cantidad de que es casi similar, del 88%, en el caso de aquellos padres que aseguran que sus vástagos también influyen a la hora de elegir los restaurantes en los que la familia va a comer o cenar y solo un 12% de los encuestados por YouGov asegura que estos no inciden.

En lo que respecta a la partida de gasto de las familias que contiene las categorías relacionadas con la ropa y el calzado, son mayoría los padres que aseguran que se dejan incluir por las opiniones y gustos de sus hijos. Así, nueve de cada diez hijos ejercen de influencia directa a la hora de decidir en que establecimientos se debe comprar la ropa. Un porcentaje muy similar (88%) al de aquellos que también aseguran que sus hijos influyen con sus opiniones y comentarios en el calzado que se compran para sí mismos.

De la influencia vacacional...

De igual manera, la influencia de los adolescentes también en significativa en todo lo relacionado con las vacaciones de la familia. Así, el 88% de estos influyen directamente a la hora de seleccionar el destino vacacional de la familia. De la misma manera, también es significativo el porcentaje de progenitores que aseguran que sus hijos influyen en la selección del hotel en el que se alojan, pues el 57% de los encuestados respondieron afirmativamente a esta cuestión.

Un porcentaje que es mucho menor en el caso de la influencia que los adolescentes tienen en lo relativo a los destinos de los padres en solitario, ya que en este caso son mayoría (56%) los padres que niegan que sus hijos tengan influencia alguna en este tipo de proceso de compra.

...A la influencia en el hogar

En paralelo, esta investigación también hace hincapié en la influencia que tienen los adolescentes en las decisiones de compra de sus padres relacionadas con el ámbito físico del hogar. Así, son mayoría (el 93%) los padres que aseguran que estos inciden en los contenidos deportivos y de entretenimiento que se ven en la casa.

Lo mismo sucede con los productos tecnológicos que se compran para este ámbito. Así, el 63% de los progenitores confirman que sus hijos influyen en sus decisiones de compra de manera activa en lo que respecta a la adquisición de tv, ordenadores, música o dvds. Una influencia que, por el contrario, no se traslada al ámbito del establecimiento o marca de la que adquirir estos productos, pues el 56% de los padres niegan que sus hijos influyan en este indicador. Una ventaja importante para las empresas que comercializan con estos bienes y servicios.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo