PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad callejera recibe un duro golpe tras la nueva ordenanza presentada en la comunidad Madrileña.

Si ya se resentía en los tiempos actuales de crisis,  ahora el sector de la Publicidad recibe un nuevo y duro golpe que ha generado gran controversia y polémica entre quienes mantienen la publicidad como principal modelo de negocio y es que la nueva ordenanza presentada y aprobada por el Gobierno municipal de Madrid ha sorprendido por su excesivo carácter prohibitorio.

Según esta nueva ordenanza de publicidad exterior presentada por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón y la teniente de alcalde y concejal de Medio Ambiente Ana Botella, repartir folletos en la calle o utilizar vehículos como soportes publicitarios quedará totalmente prohibido en las calles de la capital española. Además se prohíbe la utilización de personas como soporte publicitario o lo que más popularmente se conoce como hombres-anuncio.

La ordenanza que también reducirá el tamaño y la luminancia de los soportes publicitarios, contempla severas sanciones económicas, con multas para el anunciante que oscilarán entre los 1.501 y los 3.000 euros. Además, se prohibirán expresamente los vehículos publicitarios y el reparto de publicidad en la mano.

Aun así la ordenanza de publicidad exterior era «una asignatura pendiente de Madrid», reconoció el alcalde aunque según la oposición lo sigue siéndolo. Para el socialista Pedro Santín, la norma «impone la “barra libre” para la extensión publicitaria incontrolada y no fija límites al número de soportes». IU, por su parte, recuerda que esta ordenanza «debería estar en vigor desde septiembre de 2006».

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo