Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Cómo las máquinas expendedoras empiezan a usar la vanguardia de la tecnología
654 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Postgrado en Digital Marketing Management · El más completo y avanzado del mercado
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • PuroMarketing

    Las máquinas expendedoras han sido durante el siglo XX uno de esos elementos que han cambiado el consumo y que han también llevado el consumo a muchos más espacios y muchos más escenarios. Este tipo de máquinas han ido invadiendo ciertos espacios públicos y privados y han hecho que ciertos productos estén siempre presentes.

    Además, este tipo de máquinas están siendo de las primeras que se están beneficiando de los cambios tecnológicos y de las primeras en las que se están implantando algunas de las nuevas revoluciones logradas por la evolución de la inteligencia artificial, el pago sin dinero, el machine learning o el uso de elementos como la realidad virtual y aumentada. Poco importa lo que vendan y dónde lo hagan, las máquinas expendedoras se están convirtiendo en una especie de avanzadilla del cambio, en quienes están probando todas estas cosas.

    Posiblemente, por otra parte, el hecho de que sean algo con lo que los consumidores están tan familiarizados y con los que nos sentimos ya tan cómodos (todos hemos aprendido en algún momento a usar una máquina expendedora y estas no nos parecen ya algo tan complejo) hace que introducir estas novedades sea mucho más sencillo. No exigen tanto al consumidor que salga de su zona de confort.

    Las máquinas expendedoras, por tanto, se han convertido en los últimos tiempos en 'smart', son cada vez más inteligentes y permiten cada vez hacer más cosas y ofrecer más servicios. Como recuerdan en una columna en VentureBeat, las máquinas han empezado a probar a incorporar nuevas funcionalidades.

    Así, por ejemplo, las máquinas del futuro (que ya son un poco las del presente) permiten conectar con el smartphone del consumidor y aprender vía teléfono inteligente qué es lo que el consumidor quiere y prefiere. En algunos casos se intenta incluso que den un servicio personalizado, usando un filtrado vía algoritmo que permite ofrecer al consumidor lo que querrá consumir, como hacen las plataformas de VoD sugiriendo películas.

    Las máquinas de nueva generación

    Los ejemplos ya empiezan a verse de forma práctica por todo el mundo. Coca-Cola y aha lanzado en Nueva Zelanda, Australia y en Estados Unidos un modelo en pruebas que conecta con una app. La app permite comprar desde el móvil la bebida (incluso dos bebidas al mismo tiempo) y recogerlas después en la máquina expendedora. La máquina está asociada a un chatbot para hacer la experiencia más personalizada.

    El gigante de los refrescos es uno de los que está experimentando con esto, pero no la única compañía. Algunas firmas de tecnología están creando máquinas específicas, como Intel, que trabaja para crear máquinas expendedoras que creen experiencias con mayor engagement en compra, o VICKI, la Viatouch Intelishelf Cognitive Kinetic Interactions, una máquina que permite al consumidor identificarse usando desde perfiles de redes sociales, lectura del iris o las huellas dactilares.

    Como apuntan desde Intel, este tipo de máquinas expendedoras permitirán una mayor conexión con la marca, ofrecer más información sobre los productos o crear muchas más herramientas para premiar la fidelidad de los consumidores. Para los vendedores, estas máquinas también darán mucha más información sobre sus consumidores y también permitirán conocerlos mejor y ofrecer por tanto mejor servicio.

    Las máquinas expendedoras inteligentes son por tanto bastante atractivas y tienen por tanto mucho potencial para los vendedores. Tanto es así que su futuro se espera bastante brillante (y de un modo inminente).

    Un estudio de Grand View Research apuntaba que el mercado de estas máquinas estará en los 11.840 millones de dólares en 2025. Otro estudio, este de Berg Insight, apuntaba que en 2020 habrá 3,6 millones de máquinas inteligentes operando en el mundo. En algunos mercados, como en el de Japón, ya son bastante habituales y ya venden muchas cosas y muy variopintas. Hay desde máquinas que venden sopa hasta máquinas que venden perritos.

    Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar