Procesando...
Puro Marketing utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies Aceptar
512 SHARES
Publicado por Redacción en Estrategia hace 1 año

7 claves que pudimos aprender de Felix Baumgartner y el Red Bull Stratos

Felix Baumgartner es el hombre que en recientes fechas completó una hazaña sin igual: saltar desde la estratosfera en caída libre para aterrizar en paracaídas, superando varios records mundiales y demostrando al mundo cómo prácticamente todo es posible.

De su proeza podemos extraer algunas claves que son perfectamente aplicables a cualquier negocio o iniciativa empresarial.

Sólo no se puede, hace falta un equipo

Durante toda la preparación del salto así como durante el día del mismo Felix Baumgartner estuvo siempre rodeado de un importante equipo de apoyo, quienes le asistieron y ayudaron para que todo fuera como estaba previsto.

Nunca he conocido una tienda, empresa o negocio que tuviera éxito sin un equipo humano que colaboraba y trabajaba de forma unida con el fin de conseguir un objetivo común.

Antes hay que prepararse, practicar y experimentar

El valiente Felix, antes de hacer el salto definitivo del 14 de octubre de 2012 desde 39.000 metros, estuvo preparando todo desde enero de 2010 junto a sus colaboradores, y desde entonces hizo otros saltos de prueba desde menor altura. Sin esa preparación y saltos experimentales no habría podido culminar con éxito su gran salto desde la estratosfera.

En las empresas igualmente es necesario preparar concienzudamente cualquier acción antes de llevarla a cabo, especialmente aquellas que supongan asumir riesgos importantes. Sin una preparación adecuada las posibilidades de fracaso aumentan considerablemente. Además lo más prudente es realizar algún test a pequeña escala antes de iniciar un protocolo de producción en masa? ¿por qué muchas empresas no toman nota de esta posibilidad y se lanzan directamente con proyectos de gran envergadura que antes no han sido testados en un entorno controlado?

Antes de acometer el objetivo más complejo es mejor empezar por cotas más asequibles

Para Felix Baumgartner saltar desde la estratosfera fue el cúlmen a una carrera llena de éxitos previos en su especialidad, habiendo seguido una progresión en la dificultad de sus objetivos.

Ninguna empresa debería plantearse jamás el mayor y más difícil objetivo posible como primera meta. No es posible pasar de 0 a 1000 de repente y de forma sostenible si antes no se ha intentado alcanzar un objetivo más prudente y que sirva de aprendizaje para posteriormente poder acometer objetivos más ambiciosos.

La experiencia es un punto a favor

Baumgartner no era principiante en las actividades de riesgo, de hecho como antiguo miembro de las fuerzas especiales militares de Austria ya era experto en aterrizajes especiales en paracaídas, atesorando previamente un extenso currículum de saltos en paracaídas y en formato BASE ayudado de alas y materiales especiales. Su experiencia anterior como saltador paracaidista fue determinante para que su salto estratosférico acabara con un final feliz.

De la misma forma aquellos profesionales, marcas y empresas que inician un proyecto basado en su experiencia y aprendizaje previo siempre tienen una importante ventaja de cara a alcanzar sus objetivos propuestos. Asimismo las marcas y empresas que se aventuran en proyectos novedosos y en los que no tienen conocimientos y un Know-How deben buscar el mejor talento experimentado y trabajadores del conocimiento que aporten esa experiencia tan importante para afrontar con garantías un proyecto nuevo en su organización.

Hay que tener paciencia si no es posible la primera vez

Hasta que el 14 de pasado mes de octubre, Baumgartner pudo ascender hasta 39 kilómetros de altura y sorprender al mundo con su salto, antes tuvo que cancelarse en dos ocasiones la tentativa de salto, ya que las condiciones climatológicas desaconsejaban el intento para preservar la seguridad del saltador. Pese a sus ganas y ambición por saltar en la fecha prevista, Felix y su equipo supieron que lo mejor era esperar una nueva oportunidad para que la misión no corriera peligro.

En el mundo empresarial la visión debería ser siempre similar a esta. Si no se está bien preparado, si las condiciones no son las más oportunas y los riesgos de perder mucho son importantes? ¿no será mejor esperar un poco a ultimar los detalles?, ¿se pierde más esperando un poco un nuevo lanzamiento o llevando a cabo una acción mal preparada y que ofrecerá una mala imagen de nosotros?

Busca aliados que compartan tu visión

La aventura de Baumgartner estuvo patrocinada y respaldada por la marca de bebídas energéticas Red Bull. Gracias al apoyo de este patrocinador la acción de Felix tuvo una repercusión mundial y fue uno de los grandes hitos que pasarán a la historia de una u otra manera. Red Bull es una marca popularmente conocida por su apoyo a los deportes extremos y aventuras de riesgo que llevan a quienes lo practican a dar lo mejor de si mismos, de forma que la unión entre Baumgartner y Red Bull fue absoluta y ganadora para todos.

¿Por qué muchas empresas ya sean grandes multinacionales o sobre todo PYMES no buscan la alianza de otras marcas con la que compartan objetivos e ideales comunes? La unión hace la fuerza y puede ser muy beneficioso para todos. Siempre me ha parecido sorprendente cómo las marcas de un mismo sector estan dispuestas a destruirse entre ellas en lugar de buscar conexiones comunes que les permitan crecer y conseguir objetivos comunes en beneficio de todo el colectivo. Con la actitud adecuada siempre puede haber vías de colaboración que aporten nuevos caminos a las empresas.

Ten preparado un plan B

Pese a todo el entrenamiento previo cabía la posibilidad de que en el salto de Baumgartner saliera algo mal, como que por efecto del propio salto y la velocidad llegara a perder el sentido en algún momento. Por este motivo su traje especial estaba provisto de un sistema que abriría automáticamente su paracaídas en caso de que no pudiera hacerlo de forma manual al estar inconsciente. Tenían un plan B previsto para garantizar la seguridad del saltador.

Tener un plan alternativo es necesario en cualquier actividad empresarial. ¿Y si las cosas no salen como estaban previstas inicialmente?, ¿podemos establecer algún plan de acción inmediato para minimizar una eventual desviación sobre el plan previsto? Tener un plan de contingencias puede ahorrar muchos disgustos. Como siempre, la prevención es una gran opción para no lamentar males mayores. Felix Baumgartner y su equipo lo tenían muy claro, las marcas y empresas también deberían tenerlo igualmente claro aunque eso suponga "preocuparse" en crear esos planes alternativos "por si acaso".

Únete a nuestros Expertos

Si eres profesional destacado, tienes experiencia en el sector, o posees dotes de escritor, ahora puedes convertirte en autor colaborador

más información
  • 0
    #1 Publicado por jaime hace 1 año
    Un buen post :)
    Valoración del usuario:
  • Nombre o Alias
  • Email
  • Valoración
    1 2 3 4 5
  • Opinión escrita
    Tags html no permitidos. # Para menciones, http://... para enlaces
  • Código de seguridad
  • Las opiniones que no cumplan las normas y políticas de este servicio no se publicarán.
    Puro Marketing no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus usuarios y visitantes

¿Qué hace que una comentario sea relevante?

  • Que se ajuste al tema del contenido o sirva de réplica a otros comentarios
  • Ni demasiado corto ni demasiado largo. Intente que su longitud se adecuada.
  • Todos los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes y los de índole publicitaria serán eliminados.
  • Utilice URLS sólo si son relevantes. Los mensajes considerados como spam serán eliminados
  • Recuerde que su IP será almacenada junto a su mensaje
  • Todos los mensajes están sujetos a moderación
  • Puede reportarnos cualquier problema con esta contenido a través de correo electrónico