Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los secretos de la Publicidad Vintage
La publicidad más retro para despertar emociones
102 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate para decidir cuáles son las mejores estrategias en situaciones de mercado complejas
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • La formación en comunicación empresarial y dirección para los responsables de la comunicación de hoy
  • PuroMarketing

    Lo retro vende, ese estilo que utiliza elementos que nos trasladan al pasado, a esos tiempos en los que no existían las nuevas tecnologías, nos hace sentir bien, y olvidarnos de nuestro complicado día a día. Rememorar esa época donde los medios técnicos estaban más bien limitados, y muchas cosas se hacían a mano supone una vuelta a la época dorada. Una creencia idílica de que cualquier tiempo pasado fue mejor, que nos lleva a acoger todo tipo de acciones que nos evoquen otra época. 

    Como bien describe Mariela B. Ortega en su artículo, "El vintage adaptado como ideal de vida supone pérdida de la fe en el progreso y el desencanto por el motor de la innovación, propia de la modernidad. Por tanto, en lugar de mirar al futuro, se recurre con nostalgia a elementos de épocas pasadas, aunque carentes de su significado original". Hace aproximadamente 3 décadas, la nostalgia se consideraba una enfermedad, actualmente se ha podido comprobar que este "anhelo del pasado" genera sensaciones positivas, mejorando nuestro bienestar, y la autoestima, además de contribuir a reforzar las relaciones interpersonales.

    Como no podía ser menos, la publicidad ha sabido analizar esta necesidad y aplica como nadie este estilo vintage a sus mensajes, lo que le ha permitido conseguir fructíferos resultados. Es un modo de buscar diferenciación, de huir de los cánones actuales de comunicación, de estética y de técnicas en aras de recobrar el estilo que las marcas utilizaban a mediados de siglo pasado. Una época en la que las piezas se diseñaban a mano, obteniendo como resultado auténticas obras de arte. Una muestra clara de ello es el regreso del mítico modelo Beattle, de Wolkswagen, o la Vespa, quien transmite en sus mensajes ese dulce sabor a retro.

    Despierta emociones positivas, que nos llevan empatizar con la marca y asignarle esos valores de confianza y añoranza, basada en los buenos recuerdos pasados que se asocian inconscientemente a la marca. Así, tenemos el ejemplo de las acciones de Coca cola, quien siempre ha sabido sacar provecho de sus acciones publicitarias originales, aplicadas durante sus 125 años de vida.

    Evocan nuestra más tierna infancia. Sin duda nuestra mejor época. Aunque realmente no haya sido tan idílica, siempre nos quedamos con los buenos recuerdos; unos momentos especiales que la publicidad sabe traernos a la mente.  Ni siquiera las redes sociales se han librado de este toque retro, la agencia Moma Out realizó una campaña para Maximedia Seminars donde representaba cómo habrían sido las principales redes sociales de haber existido en los años 50. Y por supuesto, las redes sociales no podían olvidarse de esta pasión por es estilo vintage. De hecho, 7 millones de usuarios utilizan Instagram para aportar ese toque retro a sus fotos

    En nuestro día a día demostramos nuestra predilección por este estilo vintage. Utilizamos las míticas gafas de Ray-Ban modelo Aviator, tenemos en casa una réplica del mítico frigorífico Smeg, o la funda de nuestro iPhone simula un casette o una calculadora Casio. La serie Mad Men ha supuesto una auténtica revolución. Nos deleitamos con el sofisticado look de sus personajes; hemos desempolvado las pajaritas y los tirantes, junto con el sombrero de media ala,... todo en ella rezuma elegancia, status y poder. En Estados Unidos hasta han ideado un término para denominar a esta tendencia, la llaman newstalgia o newtro. Nombres que aplican a todas esas aplicaciones del diseño de antaño, desde productos hasta expresiones artísticas, o la publicidad. 

    Basta con mirar al pasado y contemplar como era la publicidad de aquel entonces para descubrir su encanto. Una parte de la historia que tuvo lugar en tiempos rémotos donde también los publicitarios recurrían al ingenio y a la creatividad para componer aquellos anuncios que ahora nos parecen anticuados. Para muchos otros, mucho mejores que los actuales, considerando a la publicidad vintage como una auténtica muestra de arte a la vez nos enseña como con el tiempo hemos cambiado y evolucionado.  Y es que si algo tiene la publicidad vintage, es que a pesar de los años, sigue gustándonos y entusiasmándonos a través de su encanto.

    Externaliza tus contenidos con Lowpost y multiplica tu productividad generando contenidos de calidad
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar