PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Hace unos años, los susurradores digitales eran una especie de moda emergente entre los vídeos de YouTube, una más de las cosas que aparecen en la red social y tienen su pequeño momento de gloria. Ahora, sin embargo, y con la distancia que da el tiempo, los susurradores digitales se han convertido en un elemento más de lo que ocurre en la red social y uno que tiene mucho éxito.

Los vídeos de ASMR están por todas partes y se han convertido ya en un elemento de la cultura popular, tanto es así que la BBC - en la lista de contenidos 'divertidos' o sarcásticos sobre todo el culebrón del Brexit - ha hecho uno usando ASMR y el fichero gigantesco del acuerdo cerrado entre Theresa May y la Unión Europea.

Un estudio de Google de 2016 ya apuntaba que el ASMR era una de las grandes tendencias de YouTube. De hecho, entonces, las búsquedas de estos contenidos superaban a las de golosinas o chocolate. Eso ocurría aunque para muchos consumidores el ASMR era todavía una suerte de incógnita, algo que no tenían muy claro qué era y para qué servía. Entonces, lo más buscado en Google sobre ASMR era directamente el "qué es el ASMR".

El término, explicaban entonces, era bastante nuevo. ASMR eran las siglas de "autonomous sensory meridian response", algo que había aparecido en 2010 y que funcionaba como una técnica de relajación. El uso de ciertos sonidos y las sensaciones que generaban hacían que quien recibía esos contenidos se sintiese relajado, mejor. Aquel año, las búsquedas en YouTube de ASMR habían crecido en un 200% en todo el mundo.

Búsquedas en España de ASMR

Ver la gráfica de búsquedas en Google en Google Trends en España del ASMR demuestra también como el tema se ha convertido en un bombazo en los últimos años y cómo ha despegado de forma brutal. Asturias, Murcia, La Rioja, Extremadura y Galicia son las regiones en las que el término aparece más en las búsquedas. La cuarta búsqueda más recurrente relacionada con el término es qué es el ASMR, aunque antes dominan el ASMR español y las relacionadas con vídeos.

Las últimas estadísticas ya apuntan que YouTube cuenta con más de 13 millones de vídeos de este tipo de contenidos. En Instagram, donde también se ha importado la moda desde YouTube, ya hay más de 6 millones de contenidos asociados al hashtag #asmr.

Neurociencia y ASMR

El éxito del ASMR ha encumbrado ya a algunos youtubers pero también ha despertado el interés de la ciencia. La neurociencia ha intentado encontrar una explicación sobre por qué estos contenidos tienen un efecto sobre algunos internautas tan poderoso.

Los vídeos funcionan porque para algunos internautas porque su cerebro es capaz de desarrollar ciertas redes cerebrales que responden a esos tipos de contenidos. Así, para esos consumidores, los contenidos "funcionan", haciendo que se sientan más relajados o cómo esos contenidos les ayudan a gestionar la ansiedad o como apoyo en bienestar mental. Eso sí, para los internautas cuyo cerebro no funciona de ese modo, la experiencia está muy lejos de esa percepción. Es bastante posible que sea algo simplemente molesto.

Las marcas que ya lo usan... y las que deberían emplearlo

Y, por supuesto, a medida que el ASMR se ha ido haciendo más y más popular las marcas han empezado a ver su potencial. Entre los anuncios que se colaron en la muy observada pausa publicitaria de la SuperBowl ya había un anuncio que usaba ASMR y que rompía así con todo lo que se estaba haciendo en ese momento.

"La gente ha estado usando ASMR ya durante un tiempo para vender cosas, pero esto es como alguien realmente metiendo millones de dólares en ello", explicaba a Vulture la responsable de un spa ASMR. "Lo que me hace pensar, ¡quizás es realmente una manera efectiva de vender cosas!", añadía.

Aunque el anuncio de la SuperBowl, elaborado por la cervecera Anheuser-Busch, es el más representativo, no es el único que ha aparecido en los últimos meses protagonizado por esa técnica y empleado por las marcas. McDonald's tiene uno, pero también Ikea. En ambos se está hablando a cámara sobre productos y servicios.

KFC lanzó en Reino Unido KFChill, un site destinado al ASMR... en el que los sonidos relajantes son los de sus productos. Lo que se escucha es cómo se fríe el pollo, por ejemplo. Se puede escuchar en el site o se puede descargar y llevarse el sonido para siempre con uno. Antes, en 2015 o 2016, cuando no era tan mainstream, otras marcas habían intentado usar también la herramienta en sus mensajes publicitarios.

La lista de marcas y empresas que podrían emplearlo es muy amplia, aunque aquellas que cuentan con ciertos sonidos (como por ejemplo los de la comida haciéndose) ya tienen medio camino andado.

Las marcas tienen que tomarse más en serio el ASMR

Por todo ello, las marcas y las empresas tienen que empezar a fijarse más en la corriente y a, como explican en MarTech Today, tomársela más en serio. Las marcas que lo han empleado no solo han sido capaces de integrarse en una tendencia, sino que han sido capaces de demostrar que saben qué está de moda y cómo funcionan las cosas.

Eso sí, las marcas tienen que diseñar bien qué hacen y cómo lo hacen para que su propia imagen y sus productos saquen valor de la moda.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo