Artículo Por Raquel C. Pico Marketing online Nov 9, 2022

Cómo están usando los españoles los asistentes de voz: lo que deben aprender los marketeros

Los usuarios de Alexa le han dicho 6 millones de veces que la quieren pero, más que la curiosidad, lo que interesa es qué se prioriza en estas herramientas 

Cuando hace unos años apareció Siri, el asistente de voz de Apple integrado por defecto en sus iPhones, la idea parecía nueva, divertida y llamativa. Ahora, sin embargo, los asistentes de voz se han vuelto más presentes. Están en muchos más dispositivos – Microsoft tiene a Cortana y Android tiene al asistente de Google – pero también se han convertido en una pieza fundamental de los altavoces inteligentes. Google o Amazon – en este caso con Alexa – llevan ya unos años intentando que nos compremos uno.

Según el Instituto Nacional de Estadística, el 29% de los españoles ha usado en algún momento algún dispositivo de domótica en sus hogares. El 16,9% de la población lo ha hecho con asistentes virtuales como Alexa, Siri o Cortana. Los datos son de 2020 – en la nota de prensa del estudio de 2021 no aparecen estas cuentas – pero ayudan a visibilizar cómo empiezan a posicionarse este tipo de dispositivos. El hecho de que sus precios se hayan ido haciendo más competitivos a lo largo de los últimos años y que su popularidad haya llegado a más áreas y espacios seguramente haya dejado esas cifras obsoletas.

Por uso, Alexa es el asistente más popular en España. Según datos de Statista de 2021 (el último año del que hay cifras completas), el 48,7% de los usuarios emplea el asistente de Amazon. Le siguen el asistente de Google (45,1%) y el de Apple (Siri) 31,7%.

Pero ¿para qué usan los españoles esos asistentes de voz y qué es lo que les preguntan? Comprender esos patrones de uso puede ayudar a marcas y marketeros a entender qué cambian los asistentes de voz y, sobre todo, cómo tendrán que ajustar ellos sus estrategias de marketing digital.

Lo que le preguntamos a Alexa

Amazon acaba de celebrar el cuarto aniversario de la presencia de Alexa en el mercado español. La fecha es la excusa para lanzar notas de prensa de celebración, pero también para dar unos cuantos datos sobre el funcionamiento del asistente de voz. “Durante los primeros cuatro años, los usuarios en España han realizado más de 11 mil millones de interacciones con Alexa, de las cuales 5 mil millones tuvieron lugar solo en el último año”, explica en uno de estos comunicados Gianmaria Visconti, responsable de Amazon Alexa en Francia, Italia y España.

Pero ¿cómo se utiliza Alexa? Según los datos de Amazon, los usuarios españoles se sirven del asistente de voz para preguntarles dudas - “Alexa, ¿cuántos años tiene el sol” o “Alexa, ¿qué santo es hoy?” fueron, según la compañía, dos de las preguntas más comunes en el último año - pero también para que les recuerde gestiones diarias. En los últimos doce meses, Alexa programó 157 millones de temporizadores y 46 millones de recordatorios. Los españoles también han activado 591 millones de rutinas. Es decir, Alexa – y posiblemente, aunque no tengamos datos estadísticos, los asistentes de la competencia – son quienes se encargan de que no se olviden cuestiones importantes.

Esto puede parecer que no tiene un impacto notable en las cosas que importan a las marcas, pero en realidad sí lo tiene. En los últimos doce meses, se ha usado en España 47 millones de veces la funcionalidad de lista de la compra de Alexa. Y este mismo asistente ha dado 1,6 millones de recetas. Torrijas, gazpacho y bizcocho de yogur son los platos que más se preguntan al asistente de voz. Pero, además, los asistentes son la vía de entrada para noticias e información. En España, las noticias se han consultado 27 millones de veces en el último año y el tiempo 124 millones. Es decir, los usuarios de altavoces inteligentes y dispositivos conectados le preguntan directamente a su asistente por toda clase de cuestiones prácticas.

No existe un estudio que haya abordado por completo los patrones de uso de los españoles y que pueda completar los datos de Amazon, pero una encuesta interna de la redacción de Xataka de este verano da otra fuente de datos. Sus redactores - teniendo presente que son parte del equipo de un medio tecnológico y, por ello, se asume que early adopters - los emplean para escuchar música, hacer preguntas a Google, seguir recetas, programar actividades de la vida cotidiana, apagar o encender luces y otras cuestiones domóticas, saber la previsión del tiempo o como árbitro en las discusiones familiares.

¿Perdemos resistencia?

Otro punto interesante es que los usuarios personalizan su relación con los asistentes de voz, que se han convertido en una pieza del hogar que se ve – a pesar de todo – como menos intrusiva de lo que podría parecer. A Alexa le han dicho seis millones de veces “te quiero” solo en el último año.

¿Quiere esto decir que se está perdiendo resistencia a estos dispositivos y se teme menos cómo puede impactar en la privacidad? Las cifras de ventas de la campaña de Navidad y del Black Friday podrían ayudar a visualizarlo.

Publicado por Raquel C. Pico
Periodista especializada en marketing, tecnología y cultura. Como escritora, autora...
Recomendados
Patrocinados