PuroMarketing

Casi el 85% de los españoles ya realizan compras online y que el teléfono móvil es el dispositivo favorito para hacerlas en el 80% de los casos
El nuevo perfil del consumidor español:

Lo que más valoran los usuarios a la hora de comprar por internet es la seguridad de pagos (70%), seguido de la facilidad para realizar cambios y devoluciones (46%) y de la rapidez en el proceso de compra (42%)

Los tiempos cambian y, con ello, también las personas. Hace casi un año que las costumbres, a raíz de pandemia de la COVID-19, no son las mismas y, de igual manera, ha sucedido con las empresas a la hora de planificar sus estrategias comerciales. Estas se han tenido que adaptar de lleno a las nuevas demandas de los usuarios, en especial, a la hora de realizar sus compras.

Ante este contexto, la consultora Consultoria.io, muestra los resultados de la "Encuesta del nuevo consumidor español en la era COVID", con el objetivo de dar a conocer cómo está cambiando la forma en la que realizan sus compras en pleno 2021. Los datos revelan que casi el 85% de los españoles ya hacen sus compras de forma online. La investigación llevada a cabo muestra numerosos datos que revelan que el perfil del consumidor español está evolucionando hacia la digitalización de forma muy dinámica:

El teléfono móvil como principal herramienta de compra

Es evidente que, después de los meses tan excepcionales que se han vivido a nivel mundial a raíz de la pandemia, la forma de comprar de los usuarios y la manera en la que consumen ha cambiado por motivos de seguridad, sobre todo. Ahora el teléfono móvil se ha convertido en la herramienta preferida de los usuarios online, siendo el dispositivo elegido por el 80% de las personas encuestadas a la hora de realizar sus compras en un Ecommerce. Tras estos meses de restricciones y de cuidados para evitar los contagios, las prioridades han cambiado y para más del 75% de los encuestados es realmente importante que una marca venda sus productos online.

Digitalizarse o morir

Esta ha sido la principal premisa en el último año. A consecuencia de las restricciones y de las medidas para reducir los contagios, no solo han tenido que adaptarse las empresas, sino que los consumidores también se han visto obligados a transformar sus costumbres. De hecho, según los resultados analizados, más del 76% de los encuestados ha incrementado sus compras online a raíz de la pandemia, de los cuales el 72% compra online como mínimo una vez al mes, algo que hasta hace unos meses para muchos no era, ni mucho menos, una costumbre. Por otro lado, es relevante destacar que las mujeres son mucho más asiduas a realizar compras online (65%), que los hombres (33%).

Mayor exigencia y calidad

Es evidente que cuanto más se consume un servicio, mayor conocimiento se tendrá del mismo y más conocimiento se tiene para valorarlo. Esto es lo que le ha sucedido a los españoles y españolas como consecuencia de las medidas para controlar la pandemia. En el lado positivo, lo que más valoran los usuarios a la hora de comprar por internet es la seguridad de pagos (70%), seguido de la facilidad para realizar cambios y devoluciones (46%) y de la rapidez en el proceso de compra (42%). Desde el lado negativo, un 43% de los encuestados han llegado a señalar que el mayor error que cometen las marcas es la de incurrir en una escasez de información que describe el producto, seguido de los gastos de envío elevados (41%) y la falta de atención al cliente (32%). Por último, es importante destacar que el descontento con los gastos de envío de los productos es muy alto, ya que ha llegado a suponer que la mitad de los encuestados haya decidido dejar de comprar online por este motivo.

    "Nadie puede negar que el Ecommerce se ha convertido en el mejor camino para que cualquier tipo de negocio crezca de manera exponencial, pero siempre teniendo en cuenta las principales directrices que harán que los clientes valoren tus productos y servicios. De nada sirve contar con una plataforma de Ecommerce, si no cuidas aspectos tan importantes como la atención al cliente, los tiempos y gastos de los envíos o la forma en la que se gestiona, diseña y cuida la web. Cualquier empresario tiene que saber lo importante que es cuidar al cliente, ser sincero con ellos y demostrar en cada acción de la venta la calidad del producto, pero, sobre todo, tener en cuenta cada detalle que forma el conjunto del Ecommerce y de la empresa. De esta manera, el cliente siempre nos elegirá y, con un poco de suerte, volverá", señala Jesús Orozco, CEO y fundador de Consultoría.io.