Consumidores
Camping gas o papel higiénico: lo que dice de la psicología de los consumidores los pánicos de compra
Los consumidores agotan un nuevo producto, arrastrados por los bulos sobre un apagón
Publicado por Redacción

En los días previos al confinamiento de marzo de 2020, los supermercados se veían ya llenos de compradores con carros de la compra inmensos. Estaban comprando de todo y en cantidades abrumadoras. Resultaba sorprendente, por ejemplo, encontrarse con que todos los plátanos de un supermercado de Vigo habían sido arrasados, a pesar de que estos productos son perecederos y tienen una vida útil limitada. En los carros que se veían de quienes habían llegado a tiempo para hacerse con ellos, había kilos y kilos de plátanos.

Pero, sin duda, el producto estrella de ventas de esos primeros días fue el papel higiénico. Poco importaba que, en realidad, el coronavirus, la enfermedad que estaba causando toda la oleada de prevención, no tuviese un efecto sobre el aparato digestivo y que no hiciese que el papel fuese mucho más necesario.

El gel hidroalcohólico había desaparecido de las tiendas, pero la razón era más clara. No había tanto y era uno de los elementos que se recomendaban para frenar el contagio. Sobre el papel higiénico, las razones eran confusas, pero eso no evitaba que se fuese a donde se fuese los lineales de los supermercados apareciesen arrasados. No quedaba papel o era un bien escaso.

¿Por qué todo el mundo parecía desesperado por hacerse con rollos y más rollos de papel higiénico? El bien es uno de primera necesidad, pero además era el protagonista de un pánico de compra.

Los pánicos de compra no pararon durante los primeros meses de la crisis del coronavirus, con oleadas que se repetían una y otra vez pero con productos diferentes. El papel higiénico se convirtió, eso sí, en un emblema de las cosas.

El fin del stock del camping gas

Los patrones de consumo de productos temáticos por razones difusas no han terminado y por qué ocurre esto dice mucho sobre cómo son los compradores y sobre la psicología de los consumidores. La última compra de pánico son los camping gas, un pico de consumo provocado por la psicosis ante un apagón. La psicosis del apagón es el último viral que circula por los grupos de WhatsApp, acelerado por unas declaraciones de una ministra austríaca.

El bulo circula por conversaciones y, aunque ya han salido desmentidos claros ("no existe ningún indicio que haga pensar que pueda producirse un evento de tales características en nuestro país", dejan claro desde Red Eléctrica), esto está marcando ya las compras.

En las ferreterías, los camping gas se están agotando. "Es casi siempre gente mayor que te llega asustada por lo del apagón. Yo les digo que no creo que pase nada, pero aun así compran", explica a El Periódico de España el responsable de una ferretería. En las de Madrid, los hornillos camping gas y las bombonas necesarias para que funcionen empiezan a escasear. Es el último boom de compras de los años de la pandemia, al menos por ahora. El stock se ha vuelto limitado. No es solo que escaseen en punto de venta, sino que también lo hacen entre los distribuidores.

Cómo funcionan las compras por pánico

Pero ¿por qué están comprando en masa este tipo de productos? La psicología del consumo da la clave. Primero, los productos que se convierten en la tendencia del momento tienen mucho que ver con la necesidad de comodidad de cada momento. Son productos que por una razón o por otra nos hacen sentir seguros o nos hacen sentir mejor. Eso es lo que llevó a que en alguna de las oleadas de consumo de la crisis lo que desapareciese del mercado fuese la harina: la gente estaba haciendo pasteles y bizcochos en sus casas.

Pero, además, y segundo punto, son productos que consideramos esenciales, básicos. El papel higiénico es una pieza fundamental de la higiene cotidiana en muchas culturas, lo que lleva a que pensar en no tenerlo resulte inimaginable.

La neurociencia también tiene una explicación para estas compras compulsivas marcadas por el pánico. La clave está en las neuronas espejo, que son las que llevan a imitar de forma inconsciente los comportamientos ajenos. Cuando ves que todo el mundo está comprando algo, también acabas dejándote arrastrar y haciéndote con ese producto.

Si ves que el carro de los demás compradores se llena de papel higiénico o de pasta, tú también lo vas a acabar llenando de los mismos productos. "Lo estoy comprando porque veo a todo el mundo entrando en pánico, así que yo también entro en pánico", decía, de hecho, una de esas compradoras que compraban papel higiénico y más papel higiénico durante la crisis.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!