PuroMarketing

Las estadísticas demuestran que el vídeo online y su auge no es solo cosa de los titulares de las noticias: los usuarios están consumiendo cada vez más vídeos en la red y, sobre todo, lo están haciendo cada vez más desde sus dispositivos móviles. El boom de las tarifas planas de datos para la conexión a internet desde el móvil posiblemente esté ayudando a ello, así como el hecho de que cada vez estas conexiones sean de más calidad.

Las cifras de vídeos vistos ya desde dispositivos móviles son, por tanto, muy elevadas. Según el último estudio de consumo de vídeo de Ooyala, una empresa especializada en contenidos en vídeo, el 25% de los vídeos online ya se consume desde dispositivos móviles como smartphones o tabletas. Las cifras se refieren a las pautas de consumo durante el segundo trimestre de 2014, un período que se cerró con unos 150 millones de espectadores de vídeos desde el móvil en todo el mundo.

Los números son aún más espectaculares si se comparan con los resultados de períodos anteriores. Según los datos de Ooyala, el consumo de vídeos desde el móvil ha crecido un 400% en solo dos años. "Estos datos muestran el dramático cambio multipantalla que está viviendo la industria", explica a Adweek Jay Fulcher, CEO de Ooyala.

Cómo son los vídeos que se ven desde el móvil

Los vídeos que se ven desde el móvil o el smartphone tienen, eso sí, unas características concretas que permiten trazar un retrato robot de qué es lo que buscan los consumidores o qué es lo que están dispuestos a consumir en esos dispositivos. Ver una película desde la pantalla de un móvil puede que no sea lo más cómodo, pero tampoco es lo que están realmente buscando.

Según las estadísticas de Ooyala, los consumidores buscan contenidos de corta duración. El 45% de los vídeos visionados desde dispositivos móviles tenían una duración igual o inferior a los 6 minutos.

Para ver vídeos de mayor duración, los consumidores prefieren lógicamente aquellas pantallas que ofrecen un mayor tamaño. Las tabletas son usadas para ver vídeos de entre 30 y 60 minutos en un 23% de las ocasiones. Ooyala también ha descubierto que para este tipo de contenidos los espectadores prefieren las smart TV: son empleadas en el 65% de las ocasiones para vídeos de 30 minutos y en el 54% para los de 60.

Pero no solo la duración impacta en cómo se consume vídeo online desde el móvil, también afecta el medio ambiente. El calor y el buen tiempo no solo empuja a los consumidores al exterior sino que también los lleva a ver (posiblemente por esa razón) vídeos en sus móviles. Cuando hace mal tiempo y llueve, los consumidores ven un 40% más vídeos desde sus ordenadores que cuando hace sol y buen tiempo.

El vídeo online, atractivo publicitario

Por el momento, YouTube es la reina del mercado de los vídeos, aunque otras compañías están empezando a disputarse el conseguir un trozo de lo que queda del pastel, en una de las que podría ser una de las grandes batallas del mercado online inmediatas.

Y a medida que los consumidores están más receptivos ante el vídeo online como contenido de consumo, las marcas se han mostrado más abiertas a convertirlo en un elemento para dinamizar sus contenidos de marca. Cada vez más son más los sites o las apps que han lanzado soluciones para anunciarse en vídeo. Según un estudio de eMarketer para el mercado estadounidense, el gasto de los anunciantes en anuncios en vídeo va a crecer un 42% este año, alcanzando los 5.960 millones de dólares.

La última en sumarse a la lista, por ahora, es Flipboard. Flipboard es una herramienta que va un paso más allá del lector de RSS, permitiendo a sus usuarios leer los contenidos de sus medios favoritos desde la app y acceder a versiones creadas de forma específica para ellos. Su diseño elegante la convirtió en una de las niñas mimadas de los analistas de la red y, en el caso de la publicidad, seguirán apostando por ese tipo de diseño. "Esto asienta nuestra creencia de que hay realmente una oportunidad apra hacer anuncios de alta calidad en móvil", señala a Adage el CEO de Flipboard, Mike McCue. "Es vídeo una forma realmente importante para hacerlo".

Los anuncios en vídeo (que se han estrenado con 10 marcas más o menos premium) ocuparán una página entera y por el momento no empezarán a reproducirse de forma automática, como sucede con tantos medios online estadounidenses, sino que será el usuario quien tenga que hacer clic para verlo y oírlo (aunque estudian cambiarlo en el futuro próximo).

Flipboard no hace más que sumarse a la tendencia. En las últimas semanas también Spotify ha anunciado que incorpora anuncios en vídeo y Facebook ha mejorado sus métricas de vídeo, en un claro intento por posicionarse mejor en este mercado.