PuroMarketing

El mercado está cada vez más saturado de productos, de marcas, de empresas, de mensajes, de lanzamientos… La lista podría seguir y seguir, mostrando todas las cosas que las compañías hacen para llegar a los consumidores y todas las que han hecho que estos estén ya saturados ante la cantidad de elementos con los que intentan convencerlos de que compren y hagan cosas. En ese mercado saturado y en ese terreno tienen que moverse también las pymes.

Y, para sobrevivir a esta situación y posicionarse del modo más óptimo posibles, a las pequeñas y medianas empresas no les quedará más remedio que echar mano del marketing. El marketing no es una cosa solo para grandes corporaciones y las pymes también tienen que saber qué es el marketing y cómo usarlo a su favor. Por tanto, no solo tienen que tener claro que necesitan el marketing, sino también qué objetivos deben buscar lograr con ello.

Darse a conocer ante sus consumidores

Es posible que este sea uno de los problemas que tienen los pequeños negocios y las pequeñas marcas y compañías. Cuando una gran empresa lanza un producto nuevo o crea una nueva marca o cuando nace una compañía con una gran inyección de capital detrás, sus responsables parecen tener claro desde el minuto cero que tendrán que hacer un trabajo de posicionamiento. Van a tener que hacer que los consumidores sepan que existen.

Pero ¿quién no se ha cruzado alguna vez que con alguna apertura en su barrio de una tienda en cierto modo prometedora que cerró al cabo de unos pocos meses porque no tenía tráfico de visitantes? Lo más probable es que sus potenciales visitantes no supiesen siquiera que estaba allí.

Por tanto, para las pymes, darse a conocer entre sus potenciales clientes es el punto clave que debe cubrir su estrategia de marketing y también el elemento destacado que debería hacerles ver que necesitan una estrategia de marketing frente a ninguna otra cosa. Lo cierto es que no vale con poner un anuncio en el periódico local y ya (como aún hacen no pocos nuevos negocios, obviando que la prensa de papel de la localidad solo llega a una parte del mercado), sino que hay que definir una estrategia de presentación que haga que la compañía llegue a la mayor parte posible de su potencial nicho de mercado.

Destacar frente a sus competidores

La estrategia de marketing no solo hará que los consumidores sepan que la pyme en cuestión existen, sino que también logrará que no se quede en la maraña que los muchos lanzamientos y las muchas compañías que existen en el mercado están creando. El buen marketing hará que la pyme destaque frente a sus competidores y se convierta en no simplemente una más que hace u ofrece tal cosa, sino en esa concreta que llama la atención de sus posibles compradores.

Crear una identidad propia

Y a partir de ahí se podría seguir con otro punto clave que el marketing aporta a las pequeñas y medianas empresas - o que estas deberían buscar en su estrategia - y es el de crear una identidad propia o, más bien, ayudar a transmitir los valores y las ideas que hacen que se cuente con esa identidad única y diferencial.

¿Qué es lo que hace que tu pyme sea especial? ¿Qué es lo que te permite defender que no eres una más del montón de compañías y servicios que intentan conquistar el corazón de los consumidores? ¿Cuáles son los puntos clave que hacen que no seas como tus competidores?

Esas son algunas de las grandes preguntas que los responsables de una pyme tienen que plantearse para poder comprender qué hace que tengan su propia identidad. A partir de ella, tendrán que crear el mensaje con el que conectarán con el público y la estrategia que seguirán para hacer que esa información pase. Esto es, a partir de ahí asentarán las bases de su estrategia de marketing.

Esta es igualmente una cuestión muy importante porque las pymes no están haciendo exactamente bien las cosas en este terreno. Solo un 19%, por ejemplo, cuenta con una estrategia digital.

Generar empatía y conectar con la audiencia

Además, el marketing no es solo una de las pocas maneras de darse a conocer y de hacer ver que la compañía ofrece algo diferente, que es un elemento distinto a lo que el consumidor ya está recibiendo (algo todo ello crucial para sobrevivir en el mercado), sino que es también la vía que permite conectar con la audiencia y hacerlo a un nivel mucho más profundo que el simple intercambio de información. Es lo que ayuda a generar empatía, a hacer que el consumidor se sienta próximo y cercano con la marca y a que se identifique o conecte con ella.

Diseñar una óptima estrategia de cliente

Y, finalmente, otro de los grandes objetivos que tiene que buscar la estrategia de marketing en lo que a llegar al mercado se refiere y posicionar mucho mejor a una pyme en lo que a la lucha por la supervivencia se refiere es el de crear una estrategia de cliente que sea lo mejor posible.

En un mercado en el que cada vez los consumidores hacen que las cosas sean más complejas, con sus hábitos de consumo omnicanal y sus exigencias de que la experiencia sea similar en todos ellos, y en el que cada vez las empresas están más concienciadas de que deben dar una experiencia de compra superior, integrar estas necesidades en la estrategia de marketing puede ser una de las pocas maneras para que las pymes comprendan su importancia y ejecuten las cosas como deben ser.