PuroMarketing

¿Qué debemos esperar de la campaña de Navidad? IBM acaba de lanzar las previsiones de su barómetro sobre la temporada navideña, para que el que toma como base los miles de millones de datos que gestionan y generan sus herramientas para la venta. La compañía basa por tanto sus predicciones no lo que los analistas pueden pensar que sucederá sino que toma el big data como base para sus especulaciones.

"Sin duda, esta será una temporada de Navidad muy fuerte en compras, apoyada por el poder del big data y de la analítica, que ayudarán a las marcas a entender mejor a sus consumidores y a tomar decisiones cruciales en tiempo real", explica en la presentación de los resultados del análisis de IBM Jay Henderson, director de estrategia en IBM ExperienceOne.

La principal conclusión de IBM, que se basa en proyecciones de ventas en el mercado estadounidense, es que los días asociados a las fiestas y a los tradicionales puntos calientes de venta serán los que vivan una subida en las transacciones: entre el jueves de Acción de Gracias y el CyberMonday, que se han convertido en el momento histórico en el que la gente hace más compras gracias a los días de ofertas (días, por otra parte, que las grandes marcas están importando a Europa), las compras subirán en un 15% frente a los resultados de ventas del año pasado.

El crecimiento no solo se producirá en las ventas tradicionales sino también en el comercio electrónico. El CyberMonday es el día en el que los compradores de la temporada de Navidad acuden a la red para hacerse con sus gangas navideñas y, por tanto, es el día clave para el ecommerce. Según las previsiones de IBM, las ventas subirán este año en un 15,8% frente a los resultados del año pasado. Por lo que respecta al Black Friday, que es el día después de Acción de Gracias y que se caracteriza por ofertas salvajes en las tiendas físicas, los consumidores también apostarán más por lo electrónico. El ecommerce subirá ese día un 12%.

Peso del móvil

La temporada navideña no será solo un momento caliente en comercio electrónico será también un momento de éxito para los dispositivos móviles. Según las estimaciones de IBM, durante la campaña de Navidad el 48,2% de todo el tráfico web será móvil, lo que supone un crecimiento del 23% frene a los datos del año precedente.

Pero los consumidores no solo navegarán desde el móvil, también comprarán desde él. El 24,4% de las ventas se cerrarán desde un dispositivo móvil, lo que supone un 9,5% más que en el mismo período del año precedente y reafirma la idea de que las marcas no deberían descuidar su presencia en dispositivos móviles. En algunos días específicos las ventas móviles subirán notablemente: en Acción de Gracias, una jornada festiva y en la que por tanto los consumidores estarán menos dispuestos a encender su ordenador, IBM estima que la mitad de las ventas vendrán de dispositivos móviles.

No todos los móviles permitirán conseguir los mismos resultados en ventas y, como apuntan habitualmente los estudios de ecommerce, los usuarios de iOS - es decir, los dispositivos móviles de Apple - serán unos consumidores mucho más atractivos para las tiendas online que los de Android. Los dispositivos iOS presentarán el doble de tráfico que los Android y cerrarán cuatro veces más compras.

Tampoco será lo mismo una tableta que un smartphone. En términos de navegación, IBM prevé que los smartphones ganen la partida. El 29% de la navegación web del período será desde un smartphone, frente al únicamente 15% que llegará desde una tableta. Sin embargo, las tornas cambian cuando se analiza cómo se compra. Las tabletas ganan aquí la partida como soporte para cerrar ventas.

Cupones digitales

Los consumidores también emplearán más cupones en sus compras online y estarán más atentos a las ofertas. El gasto medio por compra online, según IBM, será de 123,28 dólares, lo que supone una caída del 2,9% frente al año anterior. Frente a estos datos de bajada, el volumen de pedido por cesta subirá. Cada compra online llevará una media de 4,4 productos, lo que supone un 17% más que en el año precedente. Los compradores online querrán, por tanto, comprar más y gastar menos, lo que los hará muy receptivos a todo tipo de ofertas y rebajas.