PuroMarketing

El 73% de las mil grandes marcas ya es anunciante en la plataforma
La edad de oro de la publicidad en Amazon: su división de anuncios crece en ingresos ya por encima de las demás divisiones del gigante 

En la lista de los grandes ganadores que ha dejado 2020, Amazon ocupa posiciones destacadas. Uno de los grandes ganadores por los efectos que el coronavirus ha tenido en el día a día de las empresas ha sido el comercio electrónico. Los consumidores han comprado mucho más online este año que en años precedentes y además han empezado a confiar más en el ecommerce para muchas más áreas de su vida diaria.

Ante los movimientos limitados durante la pandemia y ante la necesidad de reducir su exposición al virus, los consumidores han empezado a comprar online hasta aquellas cosas que preferían seguir adquiriendo de forma tradicional. No hay más que ver lo que ocurrió con los supermercados, en los que los consumidores perdieron sus miedos y en los que se lanzaron a comprar en la red.

A eso hay que sumar que, en líneas generales, los gigantes de la red fueron de los grandes beneficiados por la situación. Los consumidores se volvieron más dependientes de sus servicios y, aunque han tenido problemas en otras áreas, han cerrado un año positivo en lo que a posición en mercado toca.

Pero Amazon no solo ha tenido un buen año por estas dos razones, también lo ha tenido gracias al mercado publicitario. El gigante del ecommerce es cada vez más un gigante de la publicidad online, con cifras de cada vez mayor peso.

Crece por encima de las demás divisiones

No solo se trata de que su peso en el reparto de la tarta sea cada vez mayor (se espera que haya cerrado 2020 con el 10,2% del mercado de la publicidad online en EEUU), sino que además la publicidad digital tiene un peso mayor en las cuentas de la propia compañía. Esto es, no solo es importante por cómo su peso en los anuncios impacta en el mercado general de la publicidad sino también por cómo esas cifras lo hacen en sus propios datos financieros.

Como señalan en el Financial Times, partiendo de una estimación de FactSet, la división de publicidad de Amazon será la que cierre este año con unas cifras de crecimiento más elevadas. Crecerá más que su división de retail, que la de cloud computing o que sus suscripciones a Prime.

Se espera que la división "otros" haya cerrado con unos ingresos de 21.000 millones de dólares en 2020. Las cifras siguen siendo menores que las de otras áreas de negocio de Amazon, cierto, pero su crecimiento del 47% no lo es. Ese salto frente a los números del año previo hace que sea la división que más crece.

Por qué los anunciantes prestan tanta atención

Además, como apuntan en el FT, es igualmente importante tener en cuenta que Amazon crece haciéndose poco a poco con parte de los beneficios que se llevaba sin cuestión Google. Amazon está vampirizando el negocio de publicidad en búsquedas de Google y seguirá haciéndolo más y más a medida que más consumidores empiecen a realizar sus búsquedas de producto en Amazon y no en Google (aunque luego compren en otros sites).

Aunque solo uno de cada 10 clics se convierte en una venta en la tienda (son datos de Marketplace Pulse), a los anunciantes les sigue interesando (aunque ya empieza a haber voces críticas con su doble condición de espacio publicitario y espacio de venta).

Amazon tiene el atractivo de ofrecer datos específicos de cómo se compra a sus anunciantes. Eso hace que el gigante se vea como un escenario especialmente atractivo para los anunciantes. Un estudio de Feedvisor que también recoge el medio económico señala que este año de 1.000 grandes marcas el 73% ya se anuncia en Amazon. Eran el 57% en 2019.