PuroMarketing

Sus ingresos publicitarios crecen en un 22% de un año para otro, a pesar de todo lo que ha supuesto el coronavirus
No hay vacas flacas para Google en publicidad: sus ingresos por anuncios alcanzan resultados de récord

2020 ha sido el año de la crisis del coronavirus y, en el mercado publicitario, el año en el que se han vivido ajustes y recortes. Muchas marcas pausaron su inversión publicitaria o la redujeron y muchos medios han notado el impacto de una situación más complicada en sus cuentas de resultados.

A pesar de ello, los grandes del mercado publicitario no han salido perjudicados del mismo modo de la crisis. Facebook, Google o Amazon fueron los grandes vencedores del año en lo que a inversión en publicidad online se refiere durante 2020. Los últimos datos financieros de Google demuestran esta tendencia.

Por tanto, no sorprende que a pesar de todos los problemas y a pesar de todos los ajustes en el mercado publicitario, Google ha cerrado un período notable. Sus últimos resultados financieros, que abarcan al cuarto trimestre del año fiscal, han sido muy positivos y se han posicionado por encima de las previsiones de los analistas. A Google, la pausa de la industria del turismo le afectó en términos de inversión publicitaria en los meses previos, pero los datos del cuarto trimestre dejan claro que se ha recuperado.

Los ingresos de Alphabet, la casa madre que agrupa a Google y todas sus propiedades, llegaron a los 56.900 millones de dólares, una cifra superior a los 43.200 millones del mismo trimestre en el año anterior y a los 52.700 millones que esperaban los analistas.

La mayor parte de esos ingresos llegaron de la publicidad (un 81% del total). La división publicitaria de Alphabet tuvo unos ingresos de 46.200 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 22% frente a las cifras que lograba en el mismo período del año precedente.

En algunas de sus divisiones, el crecimiento fue incluso más elevado. Los ingresos de YouTube subieron en un 46% en el trimestre, ya que, como recuerdan en The Wall Street Journal, los anunciantes se han refugiado en la plataforma en medio de los efectos de la pandemia y los cambios de hábitos de los consumidores. En EEUU, YouTube ya tiene una cobertura en número de usuarios superior a la que tiene la televisión por cable.

El boom de lo online los beneficia

Como explica un analista, Haris Anwar, senior analyst en Investing.com, y recoge The Guardian, Google se ha visto muy beneficiado por la temporada de compras desde casa (los consumidores estas Navidades han comprado mucho más usando ecommerce) y también por el rebote del mercado publicitario.

El contexto, que está siendo un lastre para el mercado publicitario global y para algunos sectores de forma especial (como ocurre con los medios tradicionales o la publicidad en exteriores), se ha convertido, por el contrario, en algo beneficioso para las cuentas de Google. Si los consumidores emplean más la red, los anunciantes deben estar justo donde ellos están. La publicidad online se ha convertido en la más deseada y sus players más fuertes en los más beneficiados.

Aun así, no todo es de color de rosa para Google. Los analistas lo tienen claro y recuerdan que la compañía está siendo investigada con lupa, como ocurre con todas las grandes de la red, por las autoridades. Los movimientos antimonopolio pero también la creciente preocupación de los consumidores por su privacidad está haciendo que el futuro no pinte tan optimista.