Artículo
Product placement
Así va a ser el futuro del product placement: los gigantes de la industria ya tienen formatos a medida 
Amazon habla de virtual product placements, con inserciones de marca que cambian a demanda 

Solo hay que coger la lista de las películas más populares del año para poder hacer una auténtica galería de marcas: en cada frame se verán muchos productos y lo más probable es que no estén ahí solo por lo que aportan a la hora de contar la historia. Ser parte de una película o de una serie sale muy rentable en términos de imagen de marca. Incluso, el product placement se puede encontrar en escenas icónicas del cine: si a ET lo tentaron con M&M’s no fue por casualidad.

El boom del streaming ha acelerado el crecimiento del product placement y su importancia en la estrategia de marketing y publicidad. También ha hecho que la industria se plantee cómo innovar y cómo adaptarlo a los nuevos tiempos. Lo digital también va a llegar a estas prácticas.

El futuro del product placement podría estar en un formato por el estilo del que Amazon y NBCUniversal acaban de presentar en la temporada de upfronts que se está desarrollando en Estados Unidos. Cada una de estas compañías ha presentado su idea, pero todas van en la misma dirección, como demuestra que eMarketer las agrupe en el mismo saco.

¿Qué es lo que ha presentado Amazon? La idea del gigante se llama virtual product placements y se podrá ver en algunas series de Prime Video y Freevee. Prime Video es la plataforma de streaming de pago del gigante y Freevee la nueva identidad de su apuesta AVoD. Antes se llamaba IMBb TV (y ni antes ni ahora está en Europa). Los virtual product placements se integrarán en la imagen de la emisión que se está viendo. Pueden aparecer en el fondo o en la parte delantera de la imagen, incluso pueden colarse en los carteles publicitarios de la serie. Por supuesto, van cambiando según las necesidades.

La idea de la NBC es muy parecida. Se llama In-Scene Ads y lo ofrece en Peacock, su servicio streaming (que solo está en EEUU). Los anuncios se integran en la imagen y se añaden en post producción, insertándose en elementos de la imagen como vallas publicitarias que aparecen en la imagen.

La clave del por qué

¿Por qué pueden tener tirón estas ideas? De entrada, no hay que olvidar que el interés de las marcas por el product placement se ha disparado en los últimos años. En los estudios anuales, el patrón está claro: las marcas cada vez gastan más dinero en acciones de posicionamiento en series, películas y programas.

Los consumidores están hartos de los anuncios tradicionales por un lado y, por otro, están expuestos a cada vez menos entornos en los que se sirven. Si ven sus programas favoritos en streaming en vez de en la tele, lo hacen sin pausas publicitarias. E incluso si lo hacen en formatos AVoD los parones publicitarios son menores.

Por otro lado, los formatos de product placement se ven de un modo menos intrusivo y, si están bien hechos, funcionan mejor que los de publicidad tradicionales. Cuando los productos se incluyen de forma virtual, la serie o programa no está atado a lo que se incluyó en el momento de la grabación, lo que amplifica su potencial monetización y también abre las puertas a las marcas a escoger de forma más específica qué quieren y cuando.

Los resultados, al menos según los players de la industria, son buenos. Amazon habla de una mejora del 6,9% en favorabilidad de la marca y de un 14,7% en intención de compra de una de las marcas que ya ha probado el formato.

Comentarios (1)

!Únete y participa en la conversación!