PuroMarketing

Twitter necesita monetizar su plataforma a toda costa. Para ello, la última iniciativa en ciernes podría ser extender su servicio publicitario fuera de sus fronteras, insertando publicidad en otras páginas web.

Según recoge el diario The Wall Street Journal, durante el último CES, representantes de Twitter comenzaron su labor comercial, dando a conocer las bases de esta propuesta publicitaria.

Con este proyecto, Twitter podría hacer extensivos sus anuncios a los millones de usuarios que ven sus tuits, pero que realmente no son usuarios de la red de microblogging. Tal es el caso de los widgets que ocupan gran parte de las páginas corporativas y blogs.

Uno de los argumentos que ha llevado a la empresa a tomar esta decisión es que los internautas están más que habituados a los widgets y demás aplicaciones de Twitter que se encuentran a diario; por lo que podría ser un soporte publicitario efectivo.

Se trata de una acción de la que tanto los editores como los anunciantes de Twitter podrían resultar beneficiados, generando una furente adicional de ingresos para los propietarios de los sitios web. Una alternativa a las plataformas de comercialización de espacios publicitarios, fuera de los banners tradicionales, y los anuncios de texto. Está por ver cuál sería su efectividad e impacto real de los usuarios web, así como su impacto sobre los usuarios de Twitter.

En principio se trata solo de una propuesta, que viene a completar la estrategia de Twitter por rentabilizar su servicio, y aprovechar su potencial como red de difusión masiva en tiempo real. Esta vez, allende sus fronteras.

Recientemente hemos podido conocer la intención de Twitter por insertar anuncios de vídeo en el timeline, que se autorreproduzcan automáticamente, al más puro estilo Facebook. Una propuesta que también está por ver, así como la idea de insertar anuncios en las listas de Twitter, incluyendo a cuentas a las que seguir. De un modo u otro, Twitter necesita demostrar su viabilidad económica, y hará lo posible por conseguirlo.