PuroMarketing

En el último estudio Brandz sobre las marcas más valiosas del mundo, Facebook ocupaba la posición número seis con una valoración de 162.106 millones de dólares en términos de valor de marca. De un año para otro, la marca había crecido en un 25% en valor. La red social seguía así en la lista de las diez marcas más valiosas del mundo. Los datos parecen a priori muy positivos, algo que debería hacer que Facebook no se preocupase en absoluto por su futuro.

Sin embargo, las cosas no son exactamente tan 'bonitas'. Facebook ha perdido un puesto en el ranking mundial (antes era la marca número 5 en valor), ha sido adelantada por Tencent (uno de los grandes gigantes chinos) y además no está en las mejores posiciones si se tiene en cuenta cuáles son las cosas que pueden poner en peligro a una marca y su valor. Porque una de las grandes tendencias en lo que disrupción en valores de marca toca es la de la privacidad y al de la confianza. Los consumidores están cada vez empleando la tecnología a muchos más niveles, pero también empiezan a tener cada vez más preocupaciones relacionadas con ello. Les preocupa lo que va a pasar con su información y Facebook - con sus últimos escándalos en privacidad - se ha convertido en el ejemplo de lo que los internautas temen.

Facebook, la otrora gran reina de la red y la prometedora niña bonita que parecía que no podía hacer nada que la hundiese o la apartase ligeramente del pedestal de éxito en el que se había encaramado, se están enfrentando sin embargo a una situación mucho más complicada ahora que nunca, una situación que ha hecho que deje de ser la gran niña bonita y una que está empezando a ponerla en un momento que obligará a sus directivos a actuar para solventar el problema.

En los últimos tiempos, Facebook ha protagonizado diferentes escándalos. Algunos solo preocupaban a los anunciantes (como los fallos de medición de hace ya un año). Otros se han convertido en un lastre en su relación con los consumidores (como el escándalo Cambridge Analytica).

La empresa que tienes que odiar

Básicamente, en los últimos meses, Facebook se ha convertido en esa empresa que está bien odiar. Su marca se ha visto seriamente dañada, la apreciación de los consumidores ha caído y sus movimientos la han convertido en la compañía a la que directamente se le ha puesto el sambenito de 'mala'. Odiar a Facebook se ha convertido - entre los consumidores - en lo esperable.

Y esto es muy negativo. No solo es un lastre en términos de imagen pública, una imagen que Facebook tendrá que trabajar muy duro para recuperar (y en la que ya tiene que invertir mucho dinero para cortar amarras con el pasado inmediato), sino que además impacta en su posición dentro del mercado. A Facebook la crisis de imagen se le está convirtiendo en una crisis de uso.

Pierde posiciones en visitas

Cuando estalló el escándalo de uso de datos, no fueron pocos los que se posicionaron frente a la red social de forma crítica y los que invitaron por tanto a abandonarla. Fueron las llamadas a dar de baja el perfil en la red social, llamadas que hicieron tanto ruido que incluso algunas marcas decidieron finiquitar sus páginas para no verse salpicadas por el escándalo e incluso sacarle réditos.

Sin embargo, las estadísticas demostraron que lo de dar de baja el perfil en Facebook había sido una de esas ocasiones de mucho ruido y pocas nueces. Quienes finalmente se borraron de la red social no fueron tantos usuarios como se podría pensar.

Pero esto no quiere decir que Facebook no esté pagando por ello. La red social puede que no haya perdido usuarios, pero sí está perdiendo en términos de tráfico. De hecho, los datos de navegación y los rankings de sitios populares en Estados Unidos ya demuestran el estado en el que se encuentran las cosas.

Facebook ya no es uno de los tres sitios más visitados en el país y la pérdida de esta posición es mucho más significativa de lo que puede parecer. Desde hace años, Google, YouTube y Facebook ocupaban las tres primeras posiciones de los sitios más visitados en el ranking de Alexa. Ahora Facebook es el cuarto y Reddit le ha adelantado. Reddit también tiene un tiempo de permanencia más elevado que el que logra Facebook.

Los datos muestran, por tanto, que aunque Facebook no ha caído en usuarios y sigue acumulando nuevas altas (aunque estos datos deberían ser analizados con detalle: las nuevas altas se concentran sobre todo en ciertos segmentos demográficos) sí estaría perdiendo en tiempo de uso, uso y hasta influencia.

Al fin y al cabo, tras años de ser la buscada fuente de tráfico de referencia, a los medios y a las webs ya les compensa más el tráfico directo.