PuroMarketing

Los contenidos efímeros, los que tenían una vida limitada y que una vez que terminaban su momento en la app social de turno estaban inaccesibles, aparecieron con Snapchat y fueron, de hecho, una de las claves que marcaron su naciente éxito. Lo que hacía que Snapchat destacase eran, justamente, esos contenidos, que les permitían conectar muy bien con las más jóvenes audiencias. A los miembros de la Generación Z, la idea de los contenidos efímeros les entusiasmó. A las demás generaciones, Snapchat y lo que estaba asociado a ella les parecía demasiado complicado y demasiado confuso.

Y, a pesar de todo, la idea de las historias efímeras se ha convertido en el último gran boom de las redes sociales y, sorprendentemente, en los único que podría haber hecho bastante bien Facebook en los últimos tiempos. Instagram fue la primera en repicar el modelo de las historias efímeras, aunque no ha sido la única online que lo ha hecho. Facebook las añadió hace no mucho, aunque desde fuera parecía que el formato no era exactamente lo que más podía encajar con la red social y con el que se había convertido en su público.

El movimiento podría estar siendo un inesperado éxito. Como explican en Business Insider, puede que al principio los analistas apuntasen que eran simplemente una copia un tanto barata de las de Snapchat y que otros señalasen que una parte del contenido era simplemente mensajes reciclados compartidos en Instagram, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un sleeper. Es un éxito que llegó sin que se contase con él. Tanto es así, que hay quienes creen que podría ser uno de los grandes bombazos de Facebook en 2019, el elemento que marque la agenda - por tanto - de lo que se debe hacer en la red social en este año.

Las Stories de Facebook llevan en el mercado desde 2017, pero al principio no tuvieron una recepción entusiasta. Los titulares de entonces de los medios especializados en internet señalaban que nadie estaba usando las Stories en Facebook. Si se era usuario de la red social y se ha ido observando cómo han ido evolucionando estos contenidos, se puede ver algo similar. Al principio, parecía que nadie estaba compartiendo contenido en este entorno y sin embargo ahora ya hay más contactos que publican de este modo.

Potenciando las Stories

Y aquí es donde llegan los datos de los analistas: uno de Rosenblatt Securities ha publicado una nota de investigación adelantando una proyección sobre las Stories. "Las Facebook Stories se pueden convertir en la gran historia" del año para la red social, indica, "a medida que acelera el timeline de monetización de las Stories". Es decir, aunque el movimiento más exitoso que Facebook - como emporio de las redes sociales - ha hecho con las Stories está en Instagram, en Facebook también puede dar la campanada.

El hecho de que Facebook esté potenciando más y más el uso de Stories y que esté incentivando a los pequeños negocios a emplearlas, apunta el experto, es una "más deliberada ofensiva" para hacer que se usen más las Stories.

Sus predicciones en números apuntan a que a final de año usarán las Stories de Facebook de forma diaria 750 millones de usuarios, una cifra cercana a la mitad de los 1.500 millones de usuarios diarios de Facebook.

Las Stories, nuevo formato para la publicidad

Este uso abriría nuevas oportunidades en términos publicitarios, lo que es - no hay que olvidarlo - lo que Facebook busca en todo momento cuando hace estos movimientos. Las Stories ya tienen publicidad y son uno de los elementos cruciales que Facebook usa de cara al futuro.

"Creo que esto es el futuro", explicaba Mark Zuckerberg en una de las últimas presentaciones de resultados de Facebook. "La gente quiere compartir de manera que no se quede para siempre y quiero estar seguro de que abrazamos eso", añadía. El directivo adelantaba que creía que las Stories se iban a convertir en la manera principal en la que la gente iba a compartir contenidos en el futuro próximo, recordando que era un cambio de tendencia que estaba sucediendo muy rápido.

Y, aunque Zuckerberg ya dejaba claro que no hacían tanto dinero con los anuncios de las Stories que como con los del feed, sus palabras permitían determinar hacia dónde irían las cosas.