PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuando se habla de social media marketing se suelen repetir los nombres de los sospechosos habituales. Facebook, Instagram o Twitter son los elementos destacados, las redes sociales que tienen que estar en toda estrategia y de la que siempre se habla. Las empresas tienen que ser capaces de posicionarse en ellas para llegar a sus consumidores y para conectar con ellos. Es la manera de darse a conocer y de asentar sus productos. Cuando se habla de LinkedIn, se suele acabar hablando de marca personal, de presentación de lo que uno es y de las oportunidades en la carrera profesional.

Pero lo cierto es que no solo las marcas y las empresas están presentes en LinkedIn también, sino que la red social profesional podría tener un recorrido mucho más amplio en social media marketing. Podría ser de hecho la gran tapada en ese terreno, la vía que las compañías están empleando cada vez más para posicionarse, especialmente - y lógicamente - en el mercado B2B.

La red social está logrando despertar más atención en los presupuestos publicitarios. Al menos eso es lo que han detectado en un análisis del estado de las cosas en inversión en social media marketing elaborado por Digiday. Los compradores de publicidad están apostando más por esta red social, que empezaría a robar cuota en los presupuestos publicitarios a Facebook y a Twitter.

Además, el impacto que podría tener en los presupuestos publicitarios podría ser mayor porque, según apuntan diferentes fuentes al medio británico, LinkedIn está trabajando en funcionalidades de segmentación similares a las que han hecho de Facebook una estrella en el mercado publicitario. Esto es, LinkedIn trabaja para que se puedan segmentar a los consumidores en base a similitud (algo que Facebook permite y que a los responsables de estrategia les gusta). La red social profesional ya permite ahora también segmentar por intereses.

Los marketeros tienen claro, como explica uno de ellos al medio británico, que en o se tiene éxito o es un fiasco, pero aun así se muestran bastante receptivos a la plataforma. En un estudio de Digiday, el 47% de quienes ya lo usan asegura que mantendrá la inversión y un 42% que la aumentará. Solo un 11% reducirá el gasto publicitario en LinkedIn.

Lo que preocupa y lo que convence en LinkedIn

A los anunciantes les preocupa, como lastre en lo que a LinkedIn toca, que sus anuncios puedan llegar a ser muy caros (los de vídeo son entre 6 y 8 veces más caros que los de Facebook, por ejemplo) pero ven como una mejora destacable que la comunidad a la que llega esté muy limitada. Saben que serán receptores profesionales y además se pueden segmentar de forma muy eficiente en publicidad B2B (que es, no hay que olvidar, la que mueve cantidades importantes de dinero, la que tiene los 'anuncios caros' y en la que las demás redes sociales patinan).

A eso suman que es mucho más útil para generar leads de calidad pero también otras cuestiones en las que Facebook falla. La percepción que los marketeros tienen de LinkedIn como vendedor de espacios para publicidad es mejor: los encuestados señalaban a Digiday que el equipo de ventas de la red social profesional hace las cosas más fáciles y ayuda, frente al de Facebook que se posiciona en las antípodas.

Este no es además el único estudio que apunta en esta dirección. Un estudio de BuzzsSumo también apuntaba que las empresas estaban viendo un cierto retorno de lo que publicaban en redes sociales. El contenido de calidad aumentaba el engagement y las veces compartidas. En su análisis de tendencias, apuntaban además que las veces que el contenido se compartía en LinkedIn iba en aumento mientras que lo que ocurría en otras redes sociales no.

El potencial de LinkedIn en la estrategia de redes sociales B2B se veía, por tanto, de una manera mucho más clara. Los marketeros lo veían ya de un modo mucho menos cuestionable.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo