PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

A la hora de reinventarse y de reencontrar su posición en el mercado, McDonald's ha hecho en los últimos años diferentes esfuerzos para volver a consolidar su marca y para transmitir nuevos valores. Al fin y al cabo, en los últimos años, ha tenido que enfrentarse a una crisis de identidad y de percepción de marca entre sus consumidores.

Los cambios generacionales y la mayor consciencia de los consumidores ante la necesidad de comer de un modo más saludable han hecho que las cadenas de comida rápida hayan tenido que reposicionarse para seguir siendo relevantes. La carta del McDonald's ha incluido en su menú platos más sofisticados y sabores más complejos y en sus locales han añadido nuevos servicios, como son sus cafeterías. Además, han hecho campañas especiales y se han creado una nueva imagen.

La nueva imagen de McDonald's ha intentado ser mucho simple y eliminando todo lo que sobra. Cuando la presentaban, incluso hablaban de Marie Kondo y de su filosofía de "decluttering". Hace unos años, reajustaban sus colores, la tipografía empleada y el diseño que usaban para conectar con las audiencias. Desde entonces han ido siguiendo una vía minimalista y sus mensajes y sus elementos se han situado empleando estos reclamos.

La última campaña en exteriores de McDonald's es un ejemplo perfecto. La campaña es un trabajo de Leo Burnett London y del diseñador David Schwen y está pensada para vallas publicitarias. En lugar de poner fotografías atractivas de los productos, la acción hace un listado de ingredientes usando una imagen muy limpia. Es tipografía - Helvetica - y unos cuantos colores que conectan con los del producto publicitado.

La campaña, Iconic Stacks, juega con la idea de que las palabras activarán en el cerebro de los consumidores la misma respuesta que una imagen. El cerebro se encarga de llenar los huecos y de generar la respuesta adecuada. Asume que el peso en nuestro subconsciente de conocimiento de la marca ayudará a verla de un modo mucho más inmersivo.

Una estrategia minimalista

Esta no es la primera campaña que juega con el minimalismo y que se posiciona usando esas mismas armas. Además del rebranging generalizado que McDonald's hizo hace unos años, en general, como recuerdan en FastCompany, la cadena ha estado jugando con una estética minimalista y con un uso de visuales simples y un tanto espartanos.

Lo hace en el packaging de sus productos, pero también en sus campañas o incluso en el nuevo diseño de sus restaurantes. La imagen es mucho más limpia y emplea los colores como elementos vehiculares para transmitir la imagen de la marca.

Su estrategia es, de hecho, como recuerdan en el medio, paralela a la que están siguiendo las marcas brandless del mercado DTC, que simplifican al máximo su imagen de marca y que se posicionan con imágenes limpias.

McDonald's cuenta con una imagen muy popular, por lo que no necesita usar muchos elementos para generar las sensaciones y percepciones que busca para transmitir a sus consumidores los mensajes.

En verano, ya había lanzado una campaña minimalista en Francia con carteles que indicaban direcciones para llegar a sus establecimientos jugando con sus patatas fritas (que formaban una carretera) y que es otro ejemplo perfecto de esta filosofía.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo