PuroMarketing

El CRM es la pieza clave para el trabajo de los marketeros en la era de la digitalización, pero también un elemento vivo 
Los 3 elementos sobre los que se asentarán los cambios y las novedades que revolucionarán el CRM

Entre las herramientas clave para el trabajo de los marketeros, el CRM se ha convertido en una de las fundamentales. El trabajo de los responsables de marketing debe ser eficiente y eficaz a la hora de llegar a los consumidores y el CRM les ayuda a saber a quién se dirigen o cómo deberían hacerlo.

Los marketeros han tenido que asumir esta realidad y el CRM se ha ido incorporando a su trabajo. En los últimos años, además, han comprendido que su potencial puede llegar a muchas áreas de la empresa y tener un impacto muy positivo en los resultados corporativos (por ejemplo, lo han abierto al equipo de ventas). También han tenido que asumir que el CRM se ajusta a los cambios que trae el paso del tiempo y la digitalización.

Y ¿cuáles serán los cambios clave que traerá el futuro? ¿En qué deberían centrarse estas herramientas para responder a las necesidades recientes de los equipos de marketing? Un análisis en Entrepreneur apunta en varias direcciones: estos son los 3 elementos que marcarán la revolución del CRM.

Big data y personalización

Como explican en el análisis, conectar a un nivel emocional con el consumidor se ha convertido en el punto clave en la actividad de las compañías. Lo necesitan para establecer un vínculo poderoso, pero sin embargo no es fácil lograrlo. Por ello, la personalización se ha convertido en un elemento al alza, en algo cada vez más importante en cómo se hacen las cosas y qué teclas se pulsan.

Personalizar ayuda a establecer esos vínculos y a reforzar esas conexiones, pero lograrlo no es fácil. Se requiere mucho trabajo, mucho esfuerzo y muchos datos. Y ahí es donde entra el CRM. El CRM es la herramienta que hace que ese proceso complicado y difícil se vuelva mucho más sencillo y abarcable. El CRM analiza datos de múltiples fuentes y puntos de contacto y ayuda a personalizar cada canal de contacto de la forma más adecuada.

El CRM móvil

Cada vez pasamos más tiempo en nuestros móviles, tanto como consumidores como trabajadores. Por tanto, el universo móvil no puede quedarse fuera de ninguna proyección o de ningún trabajo de empresa. Debe ser un elemento más y uno importante en cómo se hacen las cosas y cómo se conecta con los consumidores. Es ahí donde el "mobile CRM" se convierte en algo destacado.

Esto implica, por un lado, ofrecer a los marketeros las herramientas necesarias para poder llevarse el trabajo con ellos. Los CRMs deben tener versiones que funcionen de forma eficiente y simple en los dispositivos móviles. Las principales compañías de software que los ofrecen ya tienen apps que adaptan la solución a ese entorno.

Por otro, esto también supone que no solo el CRM funcione si se usa desde un móvil, sino también que lo haga para seguir lo que ocurre en los móviles. Deben integrarse más y mejor con lo que los consumidores emplean en sus terminales móviles y ayudar a conectar con ellos en esos espacios.

La llave en automatización en marketing

El futuro ya no pasa, alertan en el análisis, por marketeros escribiendo miles y miles de emails y perdiendo horas siguiendo hojas de cálculo.

Todo ese tipo de procesos que hacen que los marketeros pierdan horas de trabajo y no se puedan centrar en lo que verdaderamente importa pasarán a ser automatizados. El CRM será una pieza clave para ello, ya que será lo que permita que esa automatización vaya en la dirección correcta y tome las decisiones más adecuadas.