Artículo
Personal Branding
Por qué los CMOs han decidido que este es el momento de trabajar sobre todo su propia marca personal
La razón es una mezcla entre la necesidad de sobrevivir a la crisis y el beneficio que reporta para las marcas para las que trabajan

Cuidar la marca personal es una de esas obsesiones modernas – incluso si los cambios generacionales han empezado a ponerla en entredicho – y más cuando se atraviesa una situación de crisis en la que ser contratable en un entorno en el que pocos lo serán es más determinante que nunca. No hay que olvidar, por ejemplo, qué ocurrió durante la crisis de 2008, cuando la recesión económica puso tantos puestos de trabajo en entredicho. Fue uno de los momentos en los que todos aprendimos que la marca personal existía y que teníamos que cuidarla.

¿Qué está ocurriendo ahora? Un nicho especial de la industria del marketing y la publicidad se está preocupando más que nunca de su personal branding. Lo está haciendo, eso sí, por una serie de razones más complejas – o más variadas – que el sobrevivir a la crisis.

Los datos son claros, como publica The Wall Street Journal, que acaba de dedicar una investigación al tema: los chief marketing officers están dedicando cada vez más tiempo y más recursos a su propia marca. De hecho, están hasta invirtiendo dinero en mejorar su proyección y afianzar su marca personal. Según un estudio de CMO Council que cita el medio económico, un 80% de los ejecutivos de marketing reconoce estar desarrollando de forma activa su propia marca y más de la mitad planea dedicar todavía más tiempo y recursos en el futuro próximo.

Por ejemplo, han empezado a cuidar mucho más qué publican en LinkedIn, cómo y cuándo, creando textos más esforzados y hablando de más y más cosas. Incluso, y esto es uno de los puntos interesantes, ellos mismos - especialistas en marketing - están siendo de quienes usan a escritores fantasma para crear actualizaciones de primer nivel y mejorar su proyección. Algunas empresas de contenidos reconocen al medio económico que han visto una subida en la demanda de sus servicios entre estos profesionales.

¿Por qué han empezado a mimar la marca personal estos directivos? Según el Journal, es una mezcla de muchas cosas que oscilan entre buscar una mayor visibilidad personal o querer mejorar - o diversificar - la imagen de sus empleadores (sus actualizaciones, señala un estudio, tienen más engagement que las de las marcas en las que trabajan en redes sociales).

Pero, además, y como apuntan algunos especialistas de la industria, este trabajo en lo propio tiene también mucho que ver con la propia industria: el CMO siempre ha tenido un perfil muy público y ahora es visibilidad es una parte más de lo que les permite hacer un buen trabajo.

¿Culpa de la crisis?

Incluso, quizás habría que preguntarse qué efecto tiene la incertidumbre económica y la elevada rotación de personal en su industria (una que ha ido en aumento) para explicar este nuevo tirón, puesto que en los últimos años ha subido su interés por venderse a ellos mismos más y mejor. En 2021, el número de clientes de una firma de reputación estadounidense que el Journal usa como ejemplo que eran CMOs había subido en un 50%. Este año, la subida ha sido del 75%.

Algunos expertos de dentro de la industria reconocen que los marketeros han entendido que sus ventanas de trabajo son cada vez más cortas y que, por ello, tienen que ser visibles para lograr saltar a un nuevo puesto.