PuroMarketing

Facebook continúa avanzando en la batalla por conquistar el vídeo social. Los últimos datos de SocialBakers indican que las marcas prefieren compartir vídeos directamente en Facebook, antes que publicaciones de YouTube.

Según sus datos, Facebook ya ha conseguido superar a la plataforma de vídeos por excelencia como canal para compartir contenido audiovisual. A partir del análisis de 20.000 páginas de Facebook, correspondientes a marcas, celebrities, empresas de medios y entretenimiento, ha podido observar que el número de publicaciones de vídeo nativos en Facebook supera al de publicaciones de vídeos de YouTube, compartidos a través de esta plataforma.

Una tendencia que comenzó a gestarse a partir de mayo, cuando el número de vídeos procedentes de YouTube comenzó a disminuir su presencia en las páginas de Facebook, en favor de las publicaciones nativas, las cuales crecieron un 50% entre mayo y julio. A este considerable aumento pudo contribuir el hecho de que Facebook modificara su algoritmo en junio, con el fin de dar mayor relevancia al contenido audiovisual en sus páginas.

Facebook ha sabido jugar bien sus cartas, y está disfrutando de los resultados. En octubre, comScore indicaba que Facebook ya generaba más reproducciones de vídeo desde el ordenador que YouTube.

Los datos de SocialBakers reflejan cómo en apenas 5 meses el número de vídeos de YouTube compartidos en Facebook ha descendido drásticamente, hasta llegar a igualarse al de Facebook. A partir de este momento, la cantidad de vídeos compartidos directamente en Facebook ha comenzado a crecer, mientras que los procedentes de YouTube han iniciado una trayectoria descendente.

Asimismo, las publicaciones de vídeo nativo generan mejores niveles de engagement. Según SocialBakers, las interacciones generadas en Facebook por los vídeos compartidos directamente en su plataforma han crecido notablemente en los últimos meses, y representan el 80% del total. Bien es cierto, que existe cierta controversia a la hora de medir efectivamente dichas interacciones, debido a que la reproducción automática de los vídeos en Facebook podría falsear dichos datos.

En cualquier caso, el informe muestra cómo Facebook está causando estragos en las cifras de resultados de YouTube. Otro aspecto que queda al margen en este informe es la procedencia real de los vídeos compartidos de forma nativa en la plataforma de Mark Zuckerberg; dado que está más que extendida la práctica de apropiarse de vídeos de los youtubers, para publicarlos de nuevo en Facebook.