PuroMarketing

Facebook ya ha conseguido su propósito: superar a YouTube como plataforma más popular para compartir vídeos. Un hito que acaba de confirmar el análisis de SocialBakers.

Según sus datos, en noviembre, el número de vídeos que se publicaron en las páginas de Facebook superó al de creaciones audiovisuales registradas en YouTube.

Facebook se ha esmerado en los últimos meses por mejorar las opciones y funcionalidades. Según afirma en su web, entre mayo y julio pudo observar cómo el número de reproducciones creía un 50%. Por ello, decidió fomentar la presencia de los vídeos en sus páginas, ajustando su algoritmo, de tal modo que dará preferencia a aquellos vídeos con más interacciones.

Todo ello para fomentar que los usuarios utilizaran su canal en primer lugar para subir vídeos con un interés principal: el económico. El resultado a la vista está, y está comprometiendo seriamente la popularidad de YouTube como plataforma de vídeos por excelencia.

El vídeo online como nueva moneda de cambio en el marketing digital

No olvidemos que aquella plataforma que aloja un vídeo obtiene los privilegios de su monetización. Asimismo, Facebook está dispuesto a servirse del interés de los usuarios por el vídeo online, para hacer caja. De una parte, la publicidad de vídeo ya es un hecho en la red de Mark Zuckerberg, tanto en su versión de escritorio, como en los dispositivos móviles, donde, todo sea dicho, la reproducción automática de los mismos ha causado estragos en la experiencia de usuario.

Estamos viviendo el pleno apogeo del vídeo online. Se espera que la inversión publicitaria global en este tipo de contenido ascienda del 1,9% al 2,8% en los 2 próximos años. No sería de extrañar que Facebook continuara destinando más recursos a la monetización del vídeo online, quien ya registra diariamente más de mil millones de reproducciones de vídeo.

Cabe tener en cuenta que la publicidad en las redes sociales continúa in crescendo, gracias al auspicio de los dispositivos móviles, con Facebook a la cabeza. ZenithOptimedia estima que estas plataformas tienen previsto registrar el 33% de la publicidad móvil.

El dudoso origen de los vídeos compartidos en Facebook

Como resultado, los usuarios se afanan en publicar vídeo en Facebook, aunque no sean creaciones propias. Para ello, se sirven de la fuente por antonomasia de vídeo en internet: YouTube. Para ello, basta con descargar dicho vídeo, y volver a subirlo a Facebook, de forma directa. Con ello, enriquecen su perfil con contenido nativo, y aprovechan las estadísticas y ventajas de Facebook para ganar relevancia. En la actualidad, el 76% de los usuarios de Facebook ya comparte vídeos en esta red social; un tipo de contenido que se impone sobre la imagen estática, según considera 2 de cada 3 usuarios.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de que Facebook se convierta en la principal plataforma de vídeos? ¿cómo afecta este nuevo comportamiento a los YouTubers? ¿están sufriendo las consecuencias de esta "apropiación indebida" de sus creaciones?